viernes, 14 de noviembre de 2014

BENICADELL MIX (08/11/2014)

Son varias las veces que he subido al Benicadell ( y las que me quedan ... espero y deseo ...), es una montaña que me enamora. No será la más dura, ni la más alta, pero sí la más bella (al menos para mí) de las montañas valencianas. Y como decía aquel : una vez al año no hace daño.
Una montaña y una sierra con varias caras bien definidas. Una montaña que son varias montañas a la vez, según desde donde la mires. O según desde donde la subas o con quién la subas o cuándo la subas. Una montaña con una cara amable y otra desafiantemente bella.
Son varias las poblaciones a sus pies ya sea del lado del Comtat alicantino o de la Vall d'Albaida, solana y umbría respectivamente. Y desde cualquiera de ellas se puede acometer la ascensión. Un par de PRs (PR-CV 213 y PR-CV 222) con sus variantes posibilitan la subida por senderos bien definidos. También se puede subir por su agreste cresta oriental aunque es terreno de escaladores con conocimientos y técnica. Pero también hay una "tercera vía", su cara sureste; sin duda (si exceptuamos, claro está, la escalada) la más dura y exigente.


Gracias a mi grupo habitual, los Rocacoscolla, tuve la ocasión de comprobarlo en 2011. Si bien aquel día la adversa climatología nos privó de las increíbles vistas de la espectacular canal que surca su cara sureste y por la que subimos casi a ciegas.
Hoy todo era distinto, la climatología, la compañía y la ruta propiamente dicha.
La intención era subir por la canal y bajar por la umbría siguiendo el PR-CV 213.3 hasta la Casa Forestal de Les Planisses y el 213.1 hasta Beniatjar. Una estupenda forma de conocer sus dos laderas.
Respecto a la climatología, un día estupendo para la montaña a pesar de alguna nubecilla amenazante.
Y la compañía tampoco desmereció, el equipo montañero de mis amiguetes cabañaleros que, definitivamente, parece que le han cogido gustillo a la montaña, de lo cual me alegro. Hoy me acompañan Manolo, Jesús y su hijo Alberto, un joven deportista de élite al que no veía desde que era un crío. Y vaya tela como se las gasta el chavalote. Una subida exigente como esta pone a prueba las condiciones de cada uno y esta peña lo supera con nota.
Pero vayamos a la montaña que ya está bien de prolegómenos.
Para llegar hasta la canal sureste del Benicadell tendremos que acercarnos hasta Beniarrés por la CV-705 desde Castelló de Rugat o desde Salem. Pasamos el Port de Salem y poco antes de llegar a Beniarrés estaremos atentos para buscar una construcción a la derecha junto a las antenas de comunicación del pueblo. Durante el trayecto de bajada ya pudimos ver la impresionantemente bella canal por donde subiremos.

¡Las ganas que tenía de hacer esta foto!
La verdad es que impone.
Un poco antes, a la izquierda de la carretera, encontraremos un pequeño ensanchamiento donde caben dos o tres vehículos, no más.


Bueno, comenzaremos subiendo el pequeño talud de los bancales hasta la casita (Corral de Pepe la Rosa) allí tomaremos la pista de acceso en dirección oeste.


Evitamos un primer desvío que tomaremos por la izquierda en descenso hacia el Barranquet de l'Aigua.


Una vez en el barranco dejamos la pista para remontarlo, primero por la derecha, siguiendo un senderillo.


El objetivo es encararnos hacia la canal del Benicadell.


Una vez allí, cruzamos el barranquillo y ya intuimos la senda de ascenso por la canal.


Vista atrás sobre Beniarrés y su embalse
Una canal delimitada por dos costillas rocosas, la de la derecha es la vía de escalada hacia la cima, la de la izquierda es menos imponente y entre ambas encauzan la subida. Un ascenso en tres fases como veréis. Toca meter la primera y la reductora porque la pendiente es de aúpa. Y el terreno, digamos que tampoco facilita mucho la ascensión, alternamos senda estable con pedreras con lo que la pedrera significa ... un paso para arriba y dos para abajo.



Superamos la primera fase al llegar a un descansillo. Nos damos un respiro y vemos lo que nos queda por delante.


Vistas sobre la Serra Mariola y el Montcabrer
La segunda fase tampoco tiene desperdicio. Es un poco más larga e igual de pronunciada que la primera (la pendiente llega al 40%). Al principio es pedrera y un poco más arriba ya es tierra.


Lejos queda ya el primer descansillo
Cada uno a nuestro ritmo vamos superando esta segunda parte de la canal y al final de la misma, otro descansillo rocoso que se agradece.

Alberto en el descansillo y detrás se aprecia la senda del penúltimo tramo

Impresionantes las vistas del tramo superado así como el valle del Comtat por donde discurre el Serpis, escaso de agua como lo demuestra el bajo nivel del embalse de Beniarrés.

El Comtat con Gaianes, Muro de Alcoi, la Mariola y Cocentaina
A la derecha la muralla rocosa del Benicadell y al frente el tercer tramo a superar. Un tramo donde la pendiente se suaviza, Apreciamos la penúltima senda de subida que tampoco desmerece.
La senda culmina en otro rellano bajo la escarpada cima muy solicitada en esos momentos.




En vista de lo concurrida que estaba decidimos almorzar allí, al solecito y con unas vistas que ya quisiera más de uno. Cafetito y a seguir.
Lo más duro ya estaba hecho pero quedaban las últimas trepadas por la cresta, ...



... siempre emocionantes, hasta la cima (1.104 m.), ahora más despejada.



No perdimos mucho tiempo arriba ya que aquello era un rosario de gente. De modo que fotos y para abajo.


Además el cielo amenazaba lluvia que al final quedó en nada.
Bajamos de la cresta hasta el rellano del pozo para enlazar con el PR-CV 213, la subida clásica, que sería nuestra autopista de descenso.



Un desvío de ida y vuelta siempre merece la pena para ver la nevera, bonita ella.


Una pena la porquería que los indeseables de turno arrojan a su interior.

Vista atrás sobre el Benicadell
La senda desciende por la agradable umbría hasta llegar a una pista.


Vistas sobre la Vall d'Albaida y el embalse de Bellús

Por la derecha llegamos a la casa forestal de les Planisses, con la explanada siempre petada de coches.


A espaldas de la casa seguimos el PR que baja hasta el área de les Fontetes.



Con la Serra del Benicadell detrás
Un hilillo de agua en la fuente y un breve descansillo bajo los chopos antes de seguir bajando hasta Beniatjar.




Allí nos esperaba el coche de Jesús con el que volvimos a por el mío en el inicio de la ruta. Una ruta que podríamos haberla redondeado haciéndola circular pero por hoy ya estaba bien.
En resumen, una subida durilla, no en vano alcanzamos la cima salvando un desnivel de casi 600 m. en 2.5 kms., y una agradable bajada de 7.5 kms. hasta Beniatjar.
Y mis colegas ... encantados.
Otro año más he vuelto al Benicadell. La próxima ¿será la nocturna?, porque mira que llevo tiempo planeándola ...
Adéu.


6 comentarios :

Dani Alcalá Almela dijo...

¿Y yo que todavía no he subido al Benicadell?, imperdonable por mi parte...me apunto este recorrido para cuando al fin me decida.
Benicadell de nit, suena bien...

Un abrazo.

paco domingo dijo...

Bueno Dani, tranquilo que el Benicadell no se va a mover del sitio. Todo es cuestión de planificarlo. Tengo la sensación que a los de Castellón os cuesta un pelín bajar al sur, será porque con lo que tenéis a las puertas de casa ya tenéis faena. Nosotros , como estamos en el medio, nos da menos pereza.
Sea lo que sea, el Benicadell tiene que estar en tu amplio currículum montañero.
Lo de la nocturna lo llevo palnificando dos o tres años y nunca lo he culminado. A ver si para este verano cae con una buena luna llena , jejeje.
Un abrazo.

Kiquet dijo...

Hola Paco, me alegro que estés totalmente recuperado de la lesión. Coincido contigo, la visita al Benicadell es siempre gratificante. El sabado 8 estuvimos alli casi coincidimos.
Un abrazo.

paco domingo dijo...

Gracias Kiquet !!!
Pues sí, el Benicadell siempre se merece alguna visita de vez en cuando. Una pena no haber coincidido, me hubiera encantado volver a veros.
Y respecto a mi rodilla, lo cierto es que ve bastante mejor pero aún queda un pelín para el 100%.
Un abrazo.

Toni dijo...

Hola Paco.

Bonita entrada, y preciosa la montaña estas con sus vistas y su dureza.
Fijate que me ha gustado tanto, que aprovechando que este finde estamos en Valencia y domingo antes de volvernos, hemos quedado con Dani Alcalá para hacer la ruta juntos. Ellos luego para Castellón, nosotros para Cuenca, y de plato principal esta montaña.
Un saludo.

paco domingo dijo...

Estupendo Toni.
Me alegro que vayáis, no os defraudará.
Espero que os acompañe el tiempo, disfrutaréis de preciosas vistas y de una chula subida.
Dani se quitará una espinita porque le tenía ganas al Benicadell.
Un abrazo y otro a Dani y a las compañías respectivas.Estaré al loro de vuestros blogs.