miércoles, 18 de enero de 2017

MAS DE XIVA - AVENC DE L'ALGEPSAR - ROCA BLANCA Y MORICO (19/11/2016)

Aquí os dejo mi última salida montañera de 2016 que se había quedado pendiente.
Mi despedida de año, antes de un justificado parón, tuvo lugar en el Parc Natural del Desert de les Palmes con la ascensión a la Roca Blanca y a la Mola del Morico previa visita al Avenc de l'Algepsar, toda una sorpresa en una ruta un tanto diferente a mi primera y única visita al lugar allá por 2011.
A la cita se sumaron nuestros buenos amigos José Luis (de Fos Films) y su hermano Jesús (de Cabanyal Team) amén del reencuentro después de mucho tiempo sin disfrutar de su compañía del bueno de Toni Duarte (gran fotógrafo y mejor persona) con su perrita Maggie.
Iniciaremos el recorrido desde el apartadero que se encuentra junto a la carretera del Desert de les Palmes (CV-147) a su paso por la urbanización de El Refugio.


De allí parte el camino hacia el Mas de Xiva.


Primeras vistas sobre La Plana y Espadán

Vistazo atrás sobre el Cormo de les Creuetes
Viramos sobre el Barranc del Mas de Xiva y su fuente (seca)


Paseo entre eucaliptos
Y en un periquete estamos en el Mas de Xiva, un lugar que debió tener su época de gloria y que mantiene su encanto a pesar de su estado.

Capilla


Junto al Mas encontramos un olivo milenario que, según he leído en algún sitio, puede ser el ser vivo más anciano del término de Benicassim.



Corral del Mas deXiva
Desde el Mas y hacia el Suroeste sigue el camino que nos llevaría hacia la ermita de la Verge de la Salut. Nosotros, sin embargo, tomaremos la senda que  sube hacia el oeste pasando por las ruinas del corral; es el llamado Camí del Portell.

Abundantes madroños
Estaremos atentos porque el sendero se bifurca enseguida. Por la derecha seguiríamos hacia el Portell, no interesa (ya pasaremos por el Portell más adelante). Toca seguir por la izquierda lomeando la cara sur de la Roca Blanca.


Frente a nosotros el Raca con el Coll de Benissalema a la derecha y el Barranc de la Magdalena a la izquierda
Nuestro próximo objetivo es localizar la entrada del Avenc de l'Algepsar para ello buscaremos el pino solitario que aparece en la foto de abajo para dirigirnos a él.


Iremos con tiento siguiendo los rastros apenas pisados de un senderillo y pasamos junto a la boca de una sima. Ese no es el objetivo, el nuestro se encuentra en las paredes de roca a nuestra izquierda.


En ellas destaca el imponente tajo que fractura la roca y al que nos dirigiremos para buscar su entrada o boca inferior.


Nos abrimos paso entre la vegetación y allí que estamos ...



La enorme brecha está abierta al inicio y comenzamos las trepadas sorteando las rocas ...


... la cosa se pone interesante cuando las paredes se cierran y el "techo" se colmata.

Habrá que quitarse la mochila y meter barriga, no es el caso de MªJosé
Siempre en ascenso seguimos recorriendo el avenc con paciencia y buen tiento.



Vistazo para abajo

Y vistazo para arriba
Llegamos al paso más complicado ...

Maggie necesitó que le echaran una mano

... que se puede salvar por sendas gateras ambos lados de una gran roca.



Nada insalvable con un poco de maña y fuerza.


Por si acaso, los de arriba ya tenían una cuerda preparada.


Gatera salvada
Una vez superado el escollo el cielo se vuelve a abrir y ascendemos hacia la salida superior.


Prueba superada que dio un toque aventurero y divertido a la ruta. Pero,ojo, mucha precaución si lo intentáis. Y mejor hacerlo de abajo a arriba.
Para los que estéis muy interesados pinchad en este enlace : http://cavitats-subterranies.blogspot.com.es/ y descargaros el pdf de la revista BERIG Nº 8 que os aportará una documentación muy interesante de estos avencs.


Vistas hacia la costa de Benicassim 
Volvemos a la senda de arriba por la que continuaremos lomeando la Roca Blanca hacia el oeste.
A la izquierda el castillo de Montornés y la cresta de les Agulles de Santa Àgueda


Un sendero que no tiene desperdicio.


Allí asoman Les Agulles de Santa Àgueda
Seguimos ascendiendo buscando los hitos ...


... y bordeando la cabecera del Barranc de la Magdalena ...


... llegaremos al refugio de la Roca Blanca.

Aljibe junto a la caseta-refugio



Un buen lugar para cobijarse en caso de necesidad o para almorzar como fue el caso.
Tras firmar en su libro de visitas reanudamos la marcha.
El estupendo sendero sigue volteando las laderas de la Roca Blanca que se nos muestra espectacular en lo alto.



Una parada en un bonito mirador justo antes de enlazar con la senda que viene de la Ermita de la Verge de la Salut o la del Collao.


Allí comienza el tramo más exigente de la subida a la Roca Blanca.


Barranc de la Magdalena
Llegamos a un pequeño collado y cambiamos de vertiente ...


... para alcanzar una primera cima de la Roca Blanca.



Mojón de términos

La Mola del Morico tendrá que esperar

Antecima de la Roca Blanca, al fondo les Agulles de Santa Águeda

La Roca Blanca (628 m.) y detrás el Morico
En la cima hay que disfrutar de los preciosos y fotogénicos miradores que las losas nos ofrecen.

Toni y Maggie

El menda apuntando al Morico
Seguimos el cordal para iniciar una vertiginosa bajada ...


... hasta el collado del Portell, un clásico cruce de caminos que une las dos vertientes del Desert entre el Morico y la Roca Blanca.


Cruzamos el Portell para iniciar la subida al Morico.
De momento lo haremos siguiendo los rastros de senda por la ladera ...

Subiendo al Morico desde el Portell. La Roca Blanca ya queda detrás
... hasta alcanzar los bloques de rodeno que caracterizan a esta montaña.



Ahora se inician las trepadas procurando seguir algunas fitas, marcas de pintura y flechas en los pasos clave.


Hay quien necesita que le echen una mano





Un ascenso espectacular y divertido sin bajar la guardia.
Llegando a la cima hay que disfrutar de los numerosos miradores que los bloques de rodeno nos ofrecen.

José Luis y sus arriesgados selfies
La cima cada vez está más poblada de hitos.

Mola del Morico (697 m.)

Panorama desde la cima con el Cantal Gros y el Bartolo a la izquierda y les Agulles a la derecha
Iniciamos la bajada por el precioso sendero de la cara oeste (¡como cambia la vegetación de una vertiente a otra! ... los incendios han tenido mucho que ver)


Otra vertiginosa bajada hacia el Coll de la Mola.

El Coll de la Mola nos separa del Cantal Gros


Jesús llegando al Coll de la Mola


Desde allí giraremos 180º dejando la pista del Desert de les Palmes que también lleva al Mas de Huguet y tomando otra que nos bajará junto al Barranc de l'Aigua.


El amplio camino desaparece y comienza un sendero bien marcado ...



... que baja por la zona de las Contiendas y el Tros de Torlà.


El Morico detrás  y el curioso gendarme
El sendero aboca a la pista del inicio bajo el Cormo de les Creutes ... y fin de una variada y espectacular ruta con la que finalicé mi año montañero.


El grupo bajo las garras del Morico (by J.Manuel)
Adéu.