domingo, 8 de diciembre de 2019

MUNTANYES DE TIVISSA - VANDELLÒS : MOLLÓ PUNTAIRE Y PUNTAL DELS AVENCS (27/09/2019)

Para redondear las vacaciones después de Las Vegas aún pudimos disfrutar de unos días en Miami ... Miami Platja (Tarragona-Catalunya-Spain) 😉. Y con el mono de montaña a cuestas no pude menos que aprovechar esa corta estancia para escaparme una mañana a esa sierra del litoral que tanto me llamaba la atención a cada paso por la A-7 camino del norte.
Pensat i fet, un poco de información sobre la zona y la elección estaba hecha, subiría a la cresta de la Sierra de Vandellòs y sus picos más elevados, el Molló Puntaire (727 m.) y el Puntal dels Avencs o Portella (722 m.). Para ello me fijé en este track de Totnatura sobre una de las 100 cimas que propone el bonito reto de la  Federació d’Entitats Excursionistes de Catalunya. Se trata de un bello y completo recorrido que me sorprendió enormemente.
Las Montañas de Tivissa-Vandellòs, o Serres del Mestral forman parte de la Serrelada Prelitoral Catalana y discurren paralelas a la Costa Dorada. Se caracterizan por su fuerte contraste entre la cara oriental, más seca y de vegetación arbustiva mediterránea y la occidental con frondosas umbrías de pino blanco, carrascas, serbales, madroños y arces. Está atravesada por numerosos barrancos y sus cimas forman parte de un cresterío calcáreo con formaciones rocosas de gran belleza.
El día elegido no pintaba muy bien en cuanto a la meteo pero al final no fue para tanto e incluso se agradeció que estuviese nublado y que cayeran algunas gotas aunque eso también nos privó de algunas vistas.
Tocaba pegarse un buen madrugón ya que quería estar de vuelta para la comida. De modo que, todavía de noche, emprendía la caminata desde la parte alta del pueblo de Vandellòs junto al pabellón polideportivo en la calle dels Dedalts donde localizaremos un poste indicativo del PR-C 92 que tomaremos. Frontales encendidos y primer tramo por camino cementado y de subida ...


Camí de la Canaleta
 ... que se convierte en sendero.



Camí dels Fontanals
 Con los primeros claros del día llegamos a una pista, el Camí dels Graus de Vandellòs, que cruzaremos.


Más adelante llegamos a otro camino cementado, el Camí dels Dedalts, que tomamos por la izquierda.




El cielo encapotado embellece las vistas desde els Dedalts.

Vistas hacia el Noreste. A la izquierda las montañas de Pratdip y el Puig de la Cabrafiga y a la derecha Punta Pallars


Vistazo atrás sobre els Dedalts y Vandellòs

Camí del Garrateó de la Pubilla
 La pista nos conduce a un cruce donde seguiremos de frente ...


... pasando junto a las ruinas del Corral del Coixet.


Allí podemos seguir por la pista o tomar el sendero por la derecha que será nuestra opción, más llamativa y con buenas vistas.


Esa cresta nos espera. Por delante la Barrancada y sus abancalamientos, testigo de tiempos pasados


Vistazo atrás del bonito camino sobre el cordal dels Dedalts


La pista discurre por abajo
 Retomamos la pista que habíamos dejado al llegar al Coll del Corral de Ca la Torre.

Coll del Corral de Ca la Torre
 En este cruce de caminos seguiremos de frente hacia otro Coll, el de la Basseta.


¡Qué ganas de llegar allí!


Una gran balsa contra incendios en el Coll de la Basseta ...


... donde comienza lo más espectacular de la ruta. Delante de nosotros y dominando una loma, el Mas de Navaes (o Navaies). Un enclave espectacular.


Barranc de Llèria y Moles del Taix y les Forques
 El sendero enfila hacia el Mas de Navaes pasando por su Collet. Este Mas debió de tener su importancia a la vista de la colina abancalada que domina en la cabecera del Barranc de Llèria.


Bancales de Navaes


Pasado el Mas, el camino se dirige hacia su fuente ...


... situada en un precioso rincón donde se agarra una monumental carrasca.




Sin dejar de subir, el bello sendero va girando hacia levante hasta adentrarse en un paraje calizo ...




... de bellas y espectaculares formas.

Un precioso paso a superar

Es fácil perder las señales y el sendero en este caos de rocas.


Aquí dejamos el PR y seguimos sendero arriba



Una bonita ventana

Lo mejor del recorrido
 El paisaje se abre y ya divisamos al frente nuestro primer objetivo ...


... el Molló Puntaire y habrá que ganárselo hincando bien los pies.


Vistazo atrás antes de la cima


Molló Puntaire (728 m.)
Espectaculares vistas a pesar de las nubes.

Vistas al Sur

Vistas al Norte con el cordal que nos queda por delante
Vistazo hacia atrás
Pegamos un bocado y bajamos del Molló Puntaire siguiendo hacia el Noreste por camino bien marcado.


Tossetes del Figuerol
 Es curiosa la presencia de numerosas torres de alta tensión que atraviesan la sierra procedentes de la central nuclear de Vandellòs afeando sobremanera el paisaje.


Las formaciones calcáreas continúan

Depuradora de Hospitalet de l'Infant y Serra de los Rojales
 Llegamos a la Portella del Xato (667 m.) ...

Portella del Xato
 ... y unos metros más adelante nos fijaremos en unos puntos azules ...


... que indican el acceso a la siguiente parte del cresterío y que seguiremos. Será un tramo de ida y vuelta hasta el Puntal dels Avencs o Portella.


Yo seguí pegado al borde en la medida que podía para apreciar las buenas vistas hacia el Oeste.


Dejamos a la izquierda estas antenas ...


Vistas y caída hacia el Oeste

... y nos acercamos por la derecha hacia un roquedo que me llamó la atención para ver las vistas sobre la costa.

Vistas desde el Racó de la Mallola sobre la costa, Hospitalet de l'Infant y Miami Platja
 Al frente divisamos la segunda prominencia destacable del día ...


... el Puntal dels Avencs ...


... que, haciendo honor a su nombre, alcanzaremos con cuidado.


Las vistas son espectaculares.

Al Oeste y en el centro, el pueblo de Masboquera

La Costa Dorada con Hospitalet y Miami Platja

Punta dels Avencs (722 m.), Portella o Portellada

Hacia el Sur, la Central de Vandellòs
 Algunas fotos después y desandamos el camino hasta la Portella del Xato y su pista de acceso.


Pista que tomaremos en vertiginoso descenso por la cara Oeste de la Sierra.




Este tramo, a pesar de ser por pista, resultó muy vistoso con un paisaje bien distinto y frondoso donde pintaba el incipiente otoño.


Precioso bosque de les Obagues de l'Irla
 Pasamos bajo una llamativa roca con una cueva, la Cova del Portell ...


... a la que es complicado acceder desde el camino muy a mi pesar.



Conforme bajamos levantamos la cabeza para apreciar el cordal cimero de donde venimos.


Acabamos el primer tramo de duro descenso al llegar a la Barrancada ...


... donde giramos a la derecha pasando junto a la Caseta d'en Pere Bou.


Caseta d'en Pere Bou


La pista se dirige ahora hacia el Coll del Forat del Vent, por donde pasa también el GR-192 que viene dels Dedalts ...

Coll del Forat del Vent (525 m.)


Vistazo atrás
 ... lo cruzamos y seguimos de bajada con la vista puesta en la aldea de Castelló y más lejos Vandellós.


Este tramo de bajada es bien chulo, son els Graus y la Obaga de Castelló, como reza la placa.


"A Castelló la presó, a Vandellòs la cadena, tornemos a Castelló que es la presó sense pena"

Obagues de Castelló
 Ya cerca de la aldea de Castelló pasamos junto a una fuente que estaba seca.


Y llegamos a Castelló, que merece un punto y aparte.


Es una aldea que están reconstruyendo con verdadero tesón como pude comprobar charlando con un lugareño que me contaba los problemas que había que solventar por las trabas administrativas y la falta de financiación.


Vale y mucho la pena recorrer sus callejuelas y descubrir bonitos rincones ...



... como su torre medieval ...




... sus viejas casas renaciendo de su ruina ...



... y este patio interior que es un verdadero museo etnográfico-costumbrista.




El pueblo de Castelló cobra vida dos veces al año gracias a su Pessebre Vivent en Navidad y a su Rústic Festa en Agosto.
Disfruté mucho de Castelló antes de retomar el camino hacia Vandellòs. Lo haremos dejando el PR que sigue por la pista de la izquierda y siguiendo de frente por una bella senda emboscada ...




... el Camí Vell de Castelló, por el que llegaremos hasta la carretera C-44 ...



... allí podemos seguir por la izquierda sin pisar la carretera y alargando un poco el recorrido pero yo opté por volver directo por el asfalto cuando caían algunas gotas y me esperaban para comer.



Vandellòs vivía su primer día de Festa Major de Sant Cosme y Sant Damià como lo atestiguaban sus calles engalanadas.




Y así transcurrió una buena jornada montañera que da el pistoletazo a una nueva temporada otoño-invierno que promete ser intensa.
Adéu.