domingo, 30 de enero de 2011

MANZANERA - BARRANCO DE MALOS PASOS - PICO CROQUETA (29/01/2011)

Jornada que se presentaba con algunas dudas desde el principio.
Me explico:
Dudas sobre todo meteorológicas. Dada la localización propuesta por J.Manuel (aledaños de Javalambre) y la climatología (frío y nevadas durante las jornadas anteriores y el pronóstico para el día), cabía la posibilidad de que pudieran irse al traste los planes iniciales.
El estado de las carreteras, ¿nos permitiría acercarnos hasta la localidad turolense de Manzanera?
¿habría tanta nieve que no podríamos realizar la ruta prevista? o ¿no habría nieve, con la consiguiente decepción?.
Ante la que podía avecinarse, decidí, por fin, comprar unas cadenas para el coche. Hubiera sido una imprudencia no llevarlas, aunque al final no hicieron falta. También acepté la oferta de Isabel y Ricard, que me dejaron unas estupendas raquetas para la nieve y me adiestraron "exprés" sobre su uso.Al igual que las cadenas, tampoco hice uso de ellas, aunque en algunos tramos no hubieran estado de más y hubiera disfrutado como un enano.....pero se quedaron en el coche.
Vayamos al grano........
Nos hicimos a la carretera para ver amanecer,como siempre, camino de Manzanera.
Ningún problema. Carretera en perfecto estado y ni gota de nieve (incluso en los llanos de Barracas).
Las primeras luces del día nos definían un horizonte con las cumbres de Javalambre a la izquierda, y las de Gúdar a la derecha, cubiertas por un precioso manto blanco.
Tras pasar por la localidad de Manzanera (todavía quedaban unos kilómetros hasta el punto de partida), apareció la esperada nieve en la carretera. Íbamos en dos sendos 4x4 habriendo huella y no fueron necesarias las cadenas.
Pasamos por los Paraísos (Alto y Bajo) y el Balneario de Manzanera y dejamos los vehículos junto a unos corrales en ruinas, junto al río (río....como no.....de los Paraísos). Tocaba equiparse bien para la ocasión.
Gorro,guantes,bastones,polainas..., nada sobraba.
Empezamos a remontar el barranco de la Higuera con sus rosales silvestres y zarzales,los imponentes pinos de las laderas,las sabinas, pero también con su nieve recién caída que facilitaba el remonte. La luz del sol iluminaba las escarpadas cumbres circundantes repletas de nieve. Nieve que, conforme ascendíamos, aumentaba en espesor. Nieve en polvo, nieve virgen. Esto pintaba bien. Las cámaras echaban humo.
Pronto dejamos el barranco de la Higuera para tomar el de la derecha, el barranco de Malos Pasos.
Un barranco que gracias a la nieve que lo cubría, no hizo honor a su nombre. Fue una verdadera gozada transitarlo en estas condiciones.
En las proximidades de un collado, una vez abandonado el barranco por la ladera derecha, y con un sol resplandeciente, tocaba reponer fuerzas o almorzar como se suele decir.Un espeso manto de nieve era nuestro salón comedor. Un marco incomparable. La temperatura era ideal y sin viento, lo cual se agradeció.
Cruzamos el barranco y lo remontamos por su ladera izquierda.
La sensación de placidez se acrecentaba a cada paso.Ibamos abriendo huella por una comodísima y espesa capa de nieve. El camino se internaba en un precioso bosque de pinos y sabinas, también rastreras. Árboles cargados de nieve. Fotos por doquier.
Al ganar altura el paisaje todavía era más espectacular si cabe. Llegamos a una balsa.....de nieve en esta ocasión, donde nos rebozamos tal croquetas.
Sobrepasamos unos corrales (corral de la Hoya). Habíamos llegado a un altiplano a rebosar del manto blanco.Había tramos en los que la nieve sobrepasaba las rodillas. El verdadero peso lo llevaba el que abría huella, los de detrás trataban de solapar sus pasos con los que se marcaban en la nieve. Aquí es donde realmente eché de menos las raquetas. Hubieran sido muy prácticas y divertidas en este tramo (con más de 50cm. de nieve y el único espacio casi en llano de la ruta).
Alcanzamos un pico a nuestra izquierda, en cuyo acceso encontramos los tramos con más cantidad de nieve de todo el recorrido.Una gran fita tipo monolito indicaba la máxima altura de la ruta (1.592m. en mi GPS). Este pico "sin nombre" decidimos bautizarlo como "Pico Croqueta", en honor de este maravilloso rebozado que nos deleitó durante todo el día. Éramos los amos del mundo en esta atalaya, desde donde el panorama era fantástico. Gúdar al norte, Javalambre al oeste, el omnipresente Penyagolosa,Espadán, el pico Pina, hacia el este.Una gozada........pero empezaba a correr un "marujillo"...... y se acercaban espesos y negros nubarrones a nuestras espaldas. Tocaba bajar un poco a la trocha aunque sin alejarnos de los tracs precargados.
Otro paseo por un precioso bosque donde nos alcanzó una ligera nevada. Poco importaba ya que teníamos a tiro la carretera que se adivinaba desde las alturas. Volvimos a enlazar con el barranco del inicio y en un plis-plas, ya estábamos junto a los coches.
Cambio de calzado (empapado tras tantos kilómetros sumergido en la nieve), un breve descanso y retorno a casa.
En mi retina permanecerán ,por mucho tiempo, estos paisajes nevados.
Cuanto me hubiera gustado que mis seres más queridos hubieran disfrutado de esta ruta como yo lo he hecho.
Un día INOLVIDABLE......en el que disfruté como un NIÑO (Begoña dixit) y es que ....realmente.....
........!!!!así fue¡¡¡¡¡

No sabría seleccionar unas cuantas fotos para amenizar esta entrada. Todas me dicen algo y retratan un momento y un lugar incomparables.Por lo tanto os regalo todas en un pequeño montaje....:




Hasta la próxima y espero que os haya gustado.
Saludos



4 comentarios :

Fernando J. Feliu dijo...

Creo que habéis realizado una de las rutas más bellas del término municipal, y de las menos conocidas. La zona es muy interesante por la vegetación. La verdad es que la nevada ha sido buena. (Yo conozco el corral de arriba como Corral de Palomo), pero es un laberinto llegar allí por pista forestal, lo ideal el la senda de ganado que habéis tomado aunque no la habréis visto por la nieve.

Un saludo.

Kiquet dijo...

Hola Paco, que bueno es como bien dices, sentirse como niños, ha veces lo echamos en falta. Que difícil es expresar con palabras e imagines las sensaciones que sentimos cuando estamos en estos ambientes tan saludables. Enhorabuena por la crónica y el video

Merche dijo...

Enhorabuena, Paco.
El video, espectacular.

xenaia dijo...

Muy bueno el reportaje, se ve que habéis disfrutado!
Saludos
xena