sábado, 3 de marzo de 2018

INVERNAL EN LA SERRA MARIOLA (03/02/2018)

¡Y llegaron las nieves! ... y ¡de qué forma!, añado.
Parecía que este invierno sería, como lo venía demostrando, seco y ventoso pero, hete aquí, que se confabularon varios fenómenos meteorológicos en este comienzo de febrero dando como resultado una gran nevada que tiñó de blanco muchas de nuestras sierras, sobre todo las alicantinas. Y atraídos por la llamada de la nieve, allá que fuimos, a pisarla. Teníamos verdaderas ansias de nieve y sobre todo ganas de seguir amortizando nuestra inversión en raquetas. Hoy las vamos a desempolvar.
Ya el finde anterior apunto estuvimos de subirnos a Gúdar-Javalambre para estrenar la temporada pero desistimos por las malas previsiones de la meteo. Hoy había una ventana de buen tiempo y no era cuestión de desaprovecharlo.
La primera opción fue subir a la Font Roja desde Alcoi pero nos informaron que la carretera estaba cortada por el hielo, de modo que optamos por acercarnos a Agres con la intención de subir a la Mariola y si se terciaba hacer el Montcabrer. Al final nos conformamos con llegar hasta la Cava Gran o Cava Arquejada y volver por cómoda pista bien nevada disfrutando de un cómodo paseo con raquetas.
Os pongo en situación ...
Llegamos a Agres poco antes de las nueve de la mañana (un poco tarde para lo que es nuestra costumbre) y ya nos costó encontrar aparcamiento. Nos equipamos bien pertrechados para el frío y con las raquetas a cuestas por si se terciaba. La subida desde el pueblo hasta el Santuario de la Mare de Deu era un rosario de gente que se había acercado para disfrutar de la nieve. Grupos, familias, montañeros solitarios e incluso algún esquiador como el que nos cruzamos en el regreso dispuestos a pasar un buen día en la nieve.


Las empinadas calles de Agres eran una pista de patinaje y había que subir con mucho tiento.




Llegados al Santuario y en vista de las condiciones de la nieve, la mayoría optó por calzarse las raquetas. Por lo menos éstas harían la función de los crampones y evitarían algún resbalón.



Hicimos la subida habitual desde el Santuario siguiendo el PR-CV 27 (Agres-Cocentaina).


Iniciando el ascenso. Un manto blanco cubría el Comtat y la Serra de Agullent
Pero sigamos con el tema de las raquetas ...
Lo cierto era que el sendero de subida no tenía una buena capa de nieve y la que había estaba muy compactada y helada por la muy baja temperatura y el paso de tanta gente. Yo opté por no calzarme las raquetas y portearlas esperando que más arriba el grosor y la calidad de la nieve permitiera raquetear, como así fue.



El camino estaba precioso. A medida que subías el tocho de nieve se hacía más evidente. había que disfrutar del recorrido y de las vistas.

Así de "enfarinat" lucía el Benicadell


Para encontrar mejores grosores de nieve había que salirse de la senda como aquí Fernando y José Manuel.



Hacia el Norte la Serra de Agullent o de la Filosa



Cruce con el Camí de la Teixera

Medio metro de nieve
La senda llega hasta el Refugio del Montcabrer que presentaba este aspecto ...



Allí al solete dimos cuenta del almuerzo y de un café calentito.

(by MªJosé)

Allí coincidí  con Rocío y Amat , amigos a los que hacía tiempo que no veía. Un abrazo para ambos.
Desde allí seguimos un ratito hacia el Sur camino del Montcabrer para deleitarnos con estas postales.

Asoma el Montcabrer




Las sierras alicantinas desde la Albureca, Parcent, Serrella, Aitana se vistieron de blanco


Luego continuamos hacia la recién remodelada Cava Gran o Arquejada que estaba así de guapa ...




Aquí la Cava haciendo honor a su misión (by Fernando)

El tejo de la Cava


Impresionante la Cava y el Montcabrer
De allí iniciamos el regreso. Lo hicimos por la pista forestal de la Umbría que estaba ideal para el raqueteo ... ¡Ahora sí que sí!






Vistas sobre Agres


Bajo la caseta del Tros de Pota



Mi querido Benicadell

Agres y el Santuario


Fonteta del Tío Rufino
Al llegar a la carretera que sube desde Agres la nieve ya no daba para más ...


... raquetas fuera y mucho ojito porque el hielo era bastante peligroso en las umbrías.


Y poco más que contar.
Un verdadero regalo este día tan estupendo por la Mariola nevada, sí señor.
Vuelta a casa con el recuerdo de esta preciosa ruta y con el inicio de lo que sería una buena gripe que me dejó KO un par de semanas mientras mis compis de Rocacoscolla seguían disfrutando de la nieve.
¡Atchíssssss! digo ... Adéu.

(by J.Manuel)

4 comentarios :

Dani Alcalá Almela dijo...

Amigo Paco, ahora si que me has "matao". Te cuento, ese mismo sábado llevaba yo idea de ir a Mariola, a ser posible a subir con nieve el Montcabrer, al final por la pereza del madrugón, y que tampoco sabía a ciencia cierta si habría suficiente nieve como para amortizar el viaje opté por quedarme cerca de casa y hacer una rutilla por mi querida Espadà, que tampoco fue mal plan. Pero fue subir a la cima de la Rápita, mirar hacia el sur, y ver como brillaba la nieve en Mariola y Aitana me hizo exclamar "mierda, mierda, me tenía que haber bajado a Alicante". Ahora leo esta entrada tuya y vuelvo a exclamar "mierda, mierda", y no solo por ver el paquetón que me perdí, sino por que lo más seguro es que hubiésemos coincidido, una pena.

Preciosas fotos de una espectacular Mariola vestida de blanco.

Ah, y perdón por utilizar este lenguaje tan soez en tu blog ;-)

Un abrazo!!

paco domingo dijo...

! Mierda ! Otra vez será ...
Una pena Dani que al final optaras por el quedarte en el "patio de tu recreo", aunque tampoco estuvo nada mal. Como he comentado, después de ésta me trincó la gripe que me dejó KO durante varios días, de hecho ni siquiera tuve ganas de visitar mis blogs montañeros de referencia con el tuyo a la cabeza. Ahora ya me he desquitado y me he puesto al día de tus andanzas.
Como has podido comprobar la Mariola y la mayoría de las sierras alicantinas, estaban espectaculares en esas fechas y disfrutamos un montón de la nieve y de los paisajes que teñidos de blanco.
Y nada Dani, a ver si nos ponemos de acuerdo y coincidimos uno de estos días ¡Mierda! ... que ya va siendo hora.
Y estás perdonado, esas "mierdas" de la forma en que las dices expresan muy bien lo que sientes.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Paco.

Coño!! que pasada de bonito está la entrada y las fotos. El Montcabrer y lo de Mariola es otra asignatura pendiente pero si encima está como en tus fotos, es mucho más pendiente y por que me pilla muy lejos, si no....Por eso, comprendo a Dani, ya que una montaña alicantina encima con tanta cantidad de nieve hasta para poder ir en raquetas no suele ser muy normal, por lo que yo también me uno al lenguaje soez pero sincero: ¡¡Caca caca caca!!

Toni MS.

Un abrazo.

paco domingo dijo...

Gracias Toni, pero por lo que veo tú también le estás pegando muchos bocados últimamente a la montaña alicantina ¡eh!. Bueno ... y que dure. La Mariola es una de mis sierras favoritas y si le ponemos la guinda de la nieve ya ni te cuento. La primavera puede ser espectacular en esta sierra que es de gran riqueza botánica. Ya te contaré.
Un abrazo.