martes, 9 de enero de 2018

LA VILAVELLA - CREU DE FERRO X 2 - PUNTAL DEL CALDERER - PIC DE LA FONT DE CABRES (16/12/2017)

Mi despedida montañera de 2017 no pudo haber sido más gratificante. Un clásico en el portal oriental de entrada a la Serra de Espadán. La ruta desde la Vilavella al Pic de la Font de Cabres no tiene desperdicio. Si le añadimos un plus más de dificultad (aunque de por sí ya la tiene), acaba convirtiéndose en un verdadero rutón no exento de dureza. El itinerario previsto en un principio rondaba los 1.000 m. de desnivel positivo en apenas 12 kms, pero el nuestro acabó superándolos ampliamente. La idea inicial era subir desde la Vilavella a la Creu de Ferro y, siguiendo el cordal de la sierra, y llegar al Pic de la Font de Cabres. Desde allí bajaríamos por el Coll del Bledar para atajar por la Coveta de Rúbio y volver a subir hasta el Coll de la Font de Cabres y desandar el cordal. Hasta el Coll del Bledar seguimos el plan previsto inicialmente, lo de después fue pura improvisación, como veréis en adelante, para redondear un recorrido para el que hay que estar bien dispuesto y preparado.
Como viene siendo habitual en este fin de 2017 amanece un día fresco y despejado, perfecta visibilidad. Conforme avanzó la mañana el sol nos hizo sudar de lo lindo. Bueno, el sol y la última subidita que fue de las que hacen afición. Pero no adelantemos acontecimientos ...
Llegamos a la Vilavella y dejaremos los vehículos en la parte alta del pueblo, si es posible. Una buena opción es hacerlo en la última calle del pueblo, allí donde se funde con las laderas de la Muntanyeta de Santa Bárbara.


Por delante nos espera una escalera hasta el cielo (Stairway to Heaven) ... o casi. Vamos, 636 peldaños o lo que vendría a ser subirse unos 30 pisos ... ¡y con el ascensor averiado!. Para entrar en calor no está nada mal. Para los más comodones siempre cabe la opción de evitarlos dejando el coche al final de la carreterilla de servicio de la urbanización de Santa Bárbara.


Vistas del Castell de la Vilavella durante la subida
 Acabamos la escalinata justo donde comienza la Ruta de la Guerra Civil ...


... un pedagógico recorrido que nos paseará entre trincheras, nidos de ametralladoras o puestos de observación adentrándonos en un pasado reciente de nuestra historia y que hoy en día forma parte del patrimonio cultural (la historia no deja de ser cultura) de la Vilavella.



De todos los restos de construcciones de la Guerra Civil que proliferan por la Sierra de Espadán, núcleo central de la "Batalla de Levante", quizás sean éstos los mejor conservados.


Iremos recorriendo hacia el Oeste la loma de Santa Bárbara recreándonos en estas construcciones.



Siempre hacia el Oeste el sendero nos conduce hacia la Muntanyeta de Santa Bárbara ...


... que coronamos con estas vistas hacia el mar ...


... y hacia el Oeste con lo que nos queda por delante, la Creu de Ferro, el Puntal del Calderer y el Pic de la Font de Cabres.


O hacia el Noroeste con la siempre presente figura del Penyagolosa.



Continuamos pasando por el Colmo del Bassiet ...


... con el Pic de la Creu de Ferro a la vista.


 Una subidita entre los bloques de rodeno y ya estamos ...




... en la cima.



Creu de Ferro (537m.)

Puesto de observación y tiro en la Creu de Ferro


 Con estas espectaculares vistas.

Hacia el Norte, el Desert de les Palmes


El Castell d'Uixó
Y allí mismo , dentro del nido de ametralladoras dimos cuenta del almuerzo.
Nos despedimos de la Creu no sin antes decirle que la volveremos a visitar un buen rato después.
Y seguimos ...


... camino del Puntal del Calderer, siguiente hito del día.

J.Manuel posando en el Puntal del Calderer (543m.), detrás el de la Font de Cabres

Vistazo atrás del cordal recorrido

Hacia el Sur, el barranc de la Font de Cabres (por allí pasaremos más tarde) con el Castell y la Valld'Uixó 
 Y seguimos, ahora de bajadita hacia el Coll de la Font de Cabres ...

Algunos ya estaban por allí abajo esperándonos. Ya se intuye la característica diagonal de subida al Pic de la Font de Cabres
 

Coll de la Font de Cabres
... y comenzamos la exigente y disfrutona subida hacia la Font de Cabres ...


... con su característico pasamanos sobre la bien dibujada diagonal ...




... que acaba a los pies ...



... de una pequeña canal ...



... que se supera fácilmente y nos deja en la cima.


Pic de la Font de Cabres (637 m.)
Con estas estupendas vistas:

Centro izquierda el Pipa y el Penyalva

Hacia el Este, el cordal recorrido, Nules y la Plana Baixa

El Castell y la Vall d'Uixó al Sur
Panorámica al Norte sobre la Plana Baixa con Betxí y Onda
Pasaron por mi cabeza las imágenes de mi anterior y única visita al Pic de la Font de Cabres allá por 2011 en otra dura y bella jornada montañera.
Con la mitad de la ruta en el bolsillo había que reservar fuerzas para la otra mitad que no iba a ser moco de pavo ... pero de momento, un buen descenso para estirar las piernas.
Bajaremos por la vertiente Norte en busca del Coll de Bledar.


Una vertiente frondosa tan típica de Espadán.


Puntal de Artana , de reciente visita
Remontaremos un poco para pasar de nuevo ...


... a la vertiente de solana por donde bajaremos ...


(by J.Manuel)


... hasta el Coll de Bledar.


Vistazo atrás sobre el Pic de la Font de Cabres
Aquí decidimos improvisar y variar un poco el plan previsto. Cruzamos de frente para seguir bajando en dirección ...




... al Coll de la Coveta de Rúbio.


Allí pasamos por alto el desvío que, por la izquierda y a mitad de ladera, nos hubiera llevado a la Coveta. El caso es que seguimos bajando. 


Más abajo giraremos a la izquierda en un cruce de sendas para pasar por el Coll del Fenassar. Bonitas las vistas desde el lugar.

Vistas del recorrido lomero desde el Puntal de la Font de Cabres (izq) pasando por el del Calderer y la Creu de Ferro hasta Santa Bárbara (der)

Aquí más cerca la Creu de Ferro y el Puntal del Calderer

Mondragón y Penyalva

Allí perdimos el rastro de senda y hubo que trochear un poco aunque el objetivo estaba claro ...


... cruzar la cabecera del Barranc de la Font de Cabres ... 


... y conectar con la pista (PR-CV 164) o camí de la Font de Cabres que, por la derecha, prácticamente te lleva a la Vall d'Uixó. Por la izquierda volveríamos a subir al Coll de la Font de Cabres pasando por su aljub. 


Nosotros, hacia abajo todavía más ...



... hasta el recodo de la Boca del Fardatxo.
En ese punto veremos un poste del PR con la indicación de un sendero local S.L.4 que sale por la izquierda de la pista. Es el que habrá que tomar para iniciar la penúltima fase de la ruta que tiene como objetivo subir de nuevo a la Creu de Ferro por su vertiente Sur, la más descarada, llamativa y cañera.


Pero claro, después de perder tanta altura y con lo que ya llevábamos encima, había que remontar un buen trecho, unos 350 m. de desnivel plus. Y además por un terreno que desconocíamos.


La cosa picaba para arriba pero, por fortuna, había un buen rastro de senda bien señalizado con fitas y algunos puntitos verdes que pronto desaparecieron.


La cosa pintaba tan bien como las vistas.


Nules

Aligerando peso


 Y llegamos al Puntal Redó, que con sus escasos 377 m. nos había hecho sudar.
Allí encontramos una caseta que puede servir de refugio.

Puntal Redó (377m.)

Vistas del Pic de la Font de Cabres desde el Puntal Redó

Y lo que nos queda por delante hasta la Creu de Ferro
Un poco más de subida ...



... hasta el Coll de la Riera, que nos permite un respiro ... 



 ... antes de encarar el último tramo ... 

El Castell d'Uixó y ya muy abajo, el Camí de la Font de Cabres

Pequeña cresta del Tramusar



... donde habrá que estar atentos a las fitas y donde habrá que realizar alguna trepada. 




(by J.Manuel)



LA Muntanyeta de Santa Bárbara y a la derecha el Barranc Roget




Y casi sin darnos cuenta llegamos al nido de ametralladoras de la Creu de Ferro donde alguna horita antes estábamos almorzando.

 

Desde allí sólo era cuestión de volver por el mismo sitio que a la ida. Podríamos haberlo hecho bajando hasta La Vilavella por el Barranc Roget (de hecho lo habíamos contemplado así), pero dada la hora y el tute que llevábamos decidimos ...



Asoma la Vilavella y Nules
... bajar por los escalones ... 


... y de paso ... ¡contarlos! . Sí señores, 636, ni uno más ni uno menos.


Y así aconteció mi despedida montañera del 2017, como mandan los cánones, con caña para el cuerpo que ya se encargarían las Navidades de reponer toxinas.

(by J.Manuel)

Adéu.

















































4 comentarios :

Anónimo dijo...

Hola Paco.

Soy Toni MS.

Vaya tute de ruta, casi me ha empezado a sudar la camiseta leyéndote. La verdad que el Espadà tiene montañas hasta para decir basta. Muy buen sitio para formar gemelos como Dios manda, jejeje y si no que se lo digan a Dani.

Me ha encantado esa subida a la Font de Cabres y esas trincheras de linea. Aquí por la Serranía suelen ser las tricheras de piedras calizas, haciendo muros de unos 7 u 8 metros y nidos de metralleta.

Hasta la próxima.

paco domingo dijo...

Hola Toni. Razón tienes, Espadà tiene montañas, lomas, picos, puntales, tossales y barrancos , collados y senderos para aburrir. Es lo mejor que tenemos por nuestra tierra y doy fe de que asombra y engancha a todo aquel que se acerca a conocerla y patearla por primera vez.Y yo no es que sea un especialista en esa Sierra como lo pueda ser nuestro querido amigo Dani ... así está él como está, hecho una cabra ... montesa. Y a la puerta de su casa.
Ya veo que tenéis planes conjuntos por tierras alicantinas, ya contaréis ya.
Mucha salud para vosotros y un fuerte abrazo.

Dani Alcalá Almela dijo...

Paco, que sería de la vida si no nos saltásemos de vez en cuando el guión establecido, aunque ese guión lo hayamos establecido nosotros, como en vuestro caso, que llevabais idea de hacer un ruta y al final os salió otra...mucho más cañera!!!. No he estado todavía, y mira que lo tengo a mano, ni en ese Puntal Redó ni en esa Muntanyeta de la Riera, y tampoco se me había pasado por la cabeza subir a la Creu de Ferro por donde lo hicisteis vosotros...rock and roll!!, ya que has mentado a los Zeppelin ;-). Sobra decir que ya está apuntado todo en la agenda.
Lo que si que he subido unas cuantas veces ha sido esas escaleras, pero nunca me ha dado por contarlas.

Un abrazo.

paco domingo dijo...

Esa segunda subida a la Creu no tiene dificultades técnicas , alguna trepada divertida y poco más. Además está bastante bien señalizada con fitas. Buenas vistas. Completa un circuito ya de por sí cañerete.
Y además volvimos por los escalones con el único propósito de contarlos, jejejeje. Y efectivamente son 636. Casi ná !!!
Un abrazo Dani.