domingo, 7 de febrero de 2016

PENYAGOLOSA : UNA CANAL DE SUBIDA, OTRA DE BAJADA Y VUELTA POR EL PORTELLÀS Y EL BARRANC DE L'ANTONA (30/01/2016)

Una estupenda y aventurera alternativa para disfrutar del maravilloso espectáculo que siempre nos regala el Gegant de Pedra. Acudir al Parc Natural de Penyagolosa es lo más parecido que podremos encontrar a nuestros queridos Pirineos, salvando las distancias claro está.
La alternativa que os paso a contar es de lo más completa. Lo tiene todo, dureza, emoción, adrenalina, increíbles vistas, bonitos bosques, canchales, cabras montesas, fajas colgadas, masías, fuentes, y mucho más. Hoy subiremos y bajaremos del techo de Castellón por sus canales para continuar rodeándolo por su vertiginosa cara sur para finalizar, de vuelta al Santuario de Sant Joan, recorriendo un interesante y poco transitado barranco.
A tal empresa estaban invitados nuestros amigos del Cabanyal Team y el grupo de José Luis (Fos Films), todo un éxito de convocatoria.
Pues ya lo teníamos todo, el decorado, los actores ... todo perfecto. Y por si fuera poco la meteo también puso de su parte, salió un día de bandera. Fresquito a primera hora y primaveral a lo largo de la mañana, y con una visibilidad extraordinaria nada que ver con mi anterior visita.
Os resumo el plan antes de entrar en materia:
Saldremos desde la parte trasera del Santuario de Sant Joan para tomar el camino (PR-CV 79) que nos acercará junto al Barranc de la Teixera y pasando por la Lloma del Conill hasta la fuente de la Cambreta. De allí a su Mas. A diferencia de mi primera subida (Enero 2011) a Penyagolosa, hoy no bajaremos hacia su Nevera y la pista del Camino de Xodos por la Fuente del Paso (otra opción para rodear la cara sur de la mole del Penyagolosa en busca de sus canales) si no que ganaremos altura procurando seguir alguna fita dispersa y algún rastro de sendero poco pisado (quedan algunas marcas muy deterioradas del PR-CV 64) para ir girando hacia el Sureste por la base de las canales que se escurren por esta cara. Un tramo exigente y aventurero.
Subiremos por la famosa canal de la cadena (la "difícil") y bajaremos por la que queda al Oeste de ésta (la "fácil"). Seguiremos rodeando la base hacia la pedrera del Portellàs que remontaremos hasta su collado. Seguiremos el sendero que enlazará con el de la subida clásica. Bajaremos hacia el Corralico y la Banyadera. Aquí "innovaremos" para seguir el descenso. Lo haremos buscando el Mas de Benages por el sendero de la Lloma de Belart hacia el poco transitado Barranc de L'Antona que dejaremos por la izquierda por una bonita senda emboscada que nos devolverá a Sant Joan.
Este es el plan a grandes rasgos.
Y así quedó plasmado :
El nutrido grupo de 21 montañer@s se divide en dos, tres intrépidas féminas optan por la subida clásica y los 18 restantes comenzamos la andadura hacia la cara sur.


El cómodo sendero nos comienza a mostrar la cara Oeste del Gegant, pero aún queda muy lejos.


Abajo se encajona el Barranc de la Teixera y enfrente los cintos del Morronet Roig


Pasamos una portera camino de la Font de la Cambreta.


Una pequeña lámina de hielo cubría su abrevadero.



De la Font al Mas ...



Desde el Mas tomaremos el camino del Corralico por la izquierda (por la derecha bajaríamos hacia la Fuente del Paso y el Camí de Xodos). Unos pocos metros más adelante podremos encontrar una de las curiosidades de la ruta. Para ello hay que desviarse por la izquierda del camino (cuidado con los cables) para localizar estos petroglifos en forma de raqueta :


Según Juan José Ferrer Maestro en su libro " El Arte Rupestre en la Provincia de Castellón. Historia, Contexto y Análisis" editado por el Consell Social de la Universitat Jaume I de Castellón y cito textualmente:
" No hay acuerdo respecto a la interceptación de estos motivos ya que aunque han sido interpretados como motivos simbólicos de la Edad del Hierro, algunos autores proponen que se trata de grabados realizados para extraer el aceite de enebro, muy usado en veterinaria tradicional" 
Curioso ¿no?.


Seguimos por el camino otros pocos metros y cuando éste gira hacia la izquierda lo tendremos que abandonar. Aquí comienza el tramo más aventurero de la ruta. Se acabaron las comodidades. Trataremos de localizar alguna fita dispersa pero antes nos encontramos con ésta inscripción en una roca como recordatorio de un joven fallecido.


La pendiente comienza a agudizarse y las vistas son de escándalo.

En el centro los Cingles de Marcén y los Mases de Marcén y Camales
Nosotros seguimos subiendo un poco a la trocha hasta localizar fitas más arriba. 


Llegamos a la base rocosa del espolón que cierra el macizo por el oeste.

Asoma el Golosilla
Un rastrillo de sendero va sorteando los roquedos ...


... cruzando una pequeña pedrera.



El sol hace su aparición no en vano estamos llegando a la cara Sur de Penyagolosa. La combinación de colores de sus míticas y desnudas paredes comienza a sobrecogernos.
Vimos algunas cabras montesas haciendo equilibrios imposibles.

En el centro están ...
... aquí tirando de poco zoom del que dispongo
Llegamos a la base de las primera canales que parecen invitarnos a la investigación.

Estas las dejaremos para otra ocasión
Nos acercamos a la que será nuestra vía de bajada, con ese característico pino en su base.


Pero seguimos en busca de la siguiente ...


... pero tan absortos estábamos con el paisaje que la pasamos de largo encontrándonos con este vistoso pasito:


Toco volver a pasarlo y retroceder, ahora sí, hasta la base de la canal de subida.

Esta sí. Aquí empieza la subida (by J.Manuel)

Nos pusimos los cascos (siempre recomendable) y tiramos para arriba.




Siempre con precaución y buscando los mejores agarres se va superando sin problemas, pero ojito con las piedras sueltas.




Y llegamos al paso de la cadena  que, gracias a ella, tampoco ofrece complicación para gente ducha en la materia y que no haga ascos a mirar para abajo.

(by J.Manuel)
(by J.Manuel)
(by J.Manuel)
Culminando el paso de la cadena
Una vez superado la dificultad es mucho menor y la canal se abre.



Y en un santiamén llegamos al colladito que separa las dos cimas de Penyagolosa, o bien nos desviamos por la derecha hasta la cumbre.



Fin de la primera parte y prueba superada con nota por todo el grupo.

Tenía muchas ganas de hacerme esta foto con mi amigo Jesús.
En la concurrida cima nos reunimos con las chicas que habían subido por el Barranco de la Pegunta y almorzamos al sol con las mejores vistas que uno pueda imaginar.


Reponemos fuerzas y el grupo se vuelve a dividir, por un lado la mayoría optó por bajar por la clásica y el Barranc de la Pegunta mientras que el resto seguimos el plan previsto y acometimos la bajada por la otra canal. 
Bueno chic@s, nos vemos en el Santuario a la hora de la comida ...
Nos vamos en busca de la entrada de la susodicha canal. La localizamos siguiendo por el borde del collado hacia la caseta de vigilancia de la cima gemela. Pasamos la salida de la primera y enseguida tenemos la otra, identificable por su pedrera y el fotogénico y solitario pino que se agarra a ella.


A diferencia de la de subida, ésta contiene mucha piedra suelta, estilo pedrera, que también se puede evitar buscando sus bordes. Aquí tiramos de la experiencia y el sentido común para solventarla sin problemas.
No es tan larga y, a tramos, tan estrecha como la otra ...



... aunque eso no evitará que utilicemos las manos y busquemos los mejores agarres.

(by J.Manuel)


(by J.Manuel)

Con precaución y sin contratiempos llegamos a la base de la canal con su otro pino.



Prueba superada. Bajada disfrutona.
Volvemos a la base y seguimos hacia el Este volviendo a pasar por la base de la canal de subida y el pasito aéreo a su lado. Tres veces lo pasamos.


Llegamos a un tramo de lo más espectacular del recorrido. Paisajísticamente hablando, nada que envidiar a zonas alpinas o pirenaicas.

Una impresionante con la vista puesta sobre el imponente Tossal de Fraga.
En esas paredes existen vías de escalda y pudimos observar cómo las recorrían algunos especialistas en la materia. Todo un espectáculo.



Nos acercamos a la pedrera que se escurre desde el Portellàs y reafirmo lo dicho anteriormente. Paisaje alpino puro y duro. Una verdadera gozada.


El primer tramo de subida lo haremos pegados a las paredes de la izquierda. Poco despues cruzaremos la pedrera ...


... hasta llegar al otro costado con terreno mucho más estable.




Llegamos al collado del Portellàs y volvemos la vista atrás para deleitarnos con unas fantásticas postales.


Un pequeño respiro una vez reunidos antes de encarar el último tramo de la ruta. A partir de ahora se acabaron las "dificultades" y el descenso será un plácido paseo.
Un sendero aéreo nos llevará hasta enlazar con el de bajada normal de Penyagolosa.


Pasaremos junto a la Caseta-refugio de l'Ombría ...


Y seguimos hacia la pista del Corralico.


De ahí hacia la Banyadera. Allí podemos bajar por el Barranc de la Pegunta o. como fue nuestra variante, en el cruce tomar la pista de la derecha (la del Pla de la Creu)...



Seguimos por esa pista unos 350 m. hasta localizar, por su izquierda, un murete una pequeña (y rota) portera que sorteamos ...


... y que es el inicio de un bonito sendero que recorre la base de la Lloma Belart ...



... y que nos conduce al Mas de Benages, ubicado en un precioso prado bajo a su Tossal.


... justo antes de llegar al bien reconstruido Mas bajaremos por la izquierda para ir a buscar ...


... un poco pisado sendero con alguna fita que nos bajará junto al Barranc de L'Antona.


No lo recorreremos hasta su final sino que lo cruzaremos por la izquierda (ojo a las fitas) para seguir por una difuminada senda bajo una estupenda pinada.


No perdemos altura mientras seguimos por esta ladera hasta llegar al campamento.





Desde allí podemos enlazar con el Barranc de la Pegunta y seguir bajando hasta el Santuario.


Prueba superada y después del esfuerzo qué mejor que disfrutar de una reconfortante comida en buena compañía.




Así terminó una memorable jornada que, desde ya, pasa al Top Ten del recién estrenado 2016.
Adéu.

2 comentarios :

Dani Alcalá Almela dijo...

¿Subir por un sitio, bajar por otro y casi volver a subir por un tercero?, en otra montaña no lo haríamos ni de coña, pero con Penyagolosa siempre es la excepción...
A falta de que vaya algún CSI a investigar esa canal, buena manera de combinar las tres variantes andables de la sur del Gegant, y muy buena aportación la del Barranc de l'Antona.

Un abrazo Paco.

paco domingo dijo...

Ya sólo me falta subirlo con nieve. A ver si hay suerte y en lo que queda de invierno la vemos aparecer.
Y otra cosa ... me pienso muy mucho darle publicidad a lo de las subidas por las canales. Tengo un conocido que forma parte del Consejo Rector del Parque Natural de Penyagolosa y echa pestes de los grupos que, dentro del mismo, se salen de las sendas y caminos señalizados así como de la masificación de las carreras de montaña. por una parte lo comprendo ya que, por muy cuidadosos que seamos (que lo somos, y más que ningún otro "gremio", léase cazadores o bikers), el impacto mediambiental puede resultar, a la larga, bastante importante. No seré yo el que ponga en duda este tema, pero la montaña siempre es un reto y nosotros estamos en esto para asumir esos desafíos. Convencido estoy que causan más daño al ecosistema las "riadas" de gente que suben en tropel y a grito pelao (y fuimos testigos de ello) y no tienen ningún miramiento a la hora de dejar sus desperdicios en la montaña.
Un abrazo Dani.