domingo, 4 de octubre de 2015

ESCAPADA ALPINA - CHAMONIX - ÚLTIMA PARTE - LAC CORNU - AIGUILLETTE D'ARGENTIÈRE - (09 al 15 SEPTIEMBRE 2015)

Para los dos últimos días de estancia cambiaremos de "acera". Dos rutas por la vertiente Oeste del Valle de Chamonix. Este lado del valle (por estos lares diríamos la solana) tiene una cara más amable y menos blanca. Más amable porque su perfil resulta más suave al no estar salpicado por las Aiguilles que, junto a los glaciares, son la seña de identidad de la otra orilla. Por contra, desde esta parte obtenemos las mejores vistas de todo el macizo del Mont-Blanc.

Día 6º (14/09/2015) :

Hoy haremos una ruta de ida y vuelta desde Planpraz al Lac Cornu.
La meteo sí que atinó y se cumplieron los pronósticos de lluvia, ligera eso sí.
Llegamos a Planplaz con el telecabina de Le Brévent. Un sendero bien señalizado nos indica el camino a seguir.


Saliendo de Planpraz, arriba queda Le Brévent
Ya se intuye el sendero por el que subiremos
Siempre en continuo ascenso por la pedregosa ladera de Le Clocher de Planpraz ...



Vista atrás

... nos acercaremos hasta el final del telesilla de Le Cornu.


Justo por encima está el collado al que debemos acceder.


Hasta allí el sendero traza una serie de zetas hasta una embocadura (hourquette, que dirían los franceses).




Hasta el Col Cornu todavía queda un pequeño tramo entre un caos de rocas.




Llegamos al collado (2.414 m.) y, como suele ocurrir en estos casos, el viento hace acto de presencia.


¡Ché quin fret fa!

El paso está flanqueado por la Aiguille de la Charlanon (2.549 m.) al Oeste ...


... y las de Pourrie (2.562 m.) y La Glière (2.852 m.) al Este.


Hacia el Sur, el Macizo del Mont-Blanc con los glaciares y agujas. Lástima que las nubes y el cielo plomizo no nos dejaran ver las cimas.



Las vistas al Norte están dominadas por la corona montañosa del Rochers des Fiz y la Reserva Natural de Passy.


A nuestros pies, el Lac Cornu. Bajamos un buen trecho hacia el lago siguiendo algunas fitas y marcas azules.



Fotos y volvemos al collado porque el cielo está muy negro. A resguardo del viento y con la postal del Valle de Chamonix y el Mont-Blanc enfrente reponemos fuerzas antes de desandar el camino de vuelta.





Descanso y paseo vespertino por Chamonix practicando el urbanita deporte de "ir de tiendas", de montaña, claro está, aunque sólo de mirones ..., los precios no dan para más.



Por la noche había que hacer la maleta porque el viaje tocaba a su fin, mañana volveríamos a Ginebra para volar de vuelta a Barcelona.
Pero aún habría tiempo de hacer otra rutita más ...

Día 7º (15/09/2015) :

Había que apurar bien las últimas horas en los Alpes y nada mejor que hacerlo con otra estupenda ruta por la "acera de enfrente". Bien tempranito hicimos el check-out del apartamento y con los bártulos ya preparados en el coche aún hubo tiempo de enfundarse el equipo de montañero para dirigirnos hacia el extremo oriental del Valle de Chamonix.
Habíamos previsto hacer una rutita (lo que nos diera tiempo) desde Tré-le-Champ hasta la Aiguillette d'Argentière.
Tré-le-Champ es un pequeño collado entre Argentière y Le Buet. Junto a la carretera hay una pequeña explanada para aparcar.


Un panel y un poste indicativo señalan el camino a seguir.



Hoy, iniciaríamos el recorrido sin utilizar los remontes ¡yupiiii! (aunque en este punto tampoco los hay).
Por fin un sendero atravesando un bosque. ¡Y que maravilla de bosque!.



Además, sin ser un día radiante de sol, hacía una mañana estupenda para caminar y nos resarciríamos con las vistas.

Vistas hacia el Este sobre el Glaciar du Tour
Vistas sobre las Agujas de Chamonix
Glaciar de Argentière
Glaciar de Argentière
Desvío hacia Argentière que no tomaremos
El sendero en ascenso (un tramo del llamado Tour del Mont-Blanc) nos conducirá bajo las paredes de les Aiguilles Rouges, paraíso para escaladores, ...


... hasta la curiosa y fotogénica Aiguillette d'Argentière (1.893 m.).
Las vistas hacia el Macizo del Mont-Blanc hoy no defraudan y son una constante en la ruta.

Aiguille Verte y Aiguille du Dru
Agujas de Chamonix y Mont-Blanc
La mejor vista del Mont-Blanc en todo el viaje
Les Grandes Jorasses con el Dent du Geant al centro, a la derecha Les Grands Charmoz


Fotos en la "agujita" y ...


Aiguillette d'Argentière
... siempre mirando el reloj (todo menos perder el avión) estiramos un poco más el chicle ... y menos mal porque nos hubiéramos perdido lo más divertido. Un gran espolón de la montaña parece cerrar el paso desde la Aiguillette. ¿Y cómo lo salvan?, con varios tramos de escaleras y clavijas metálicas.


No ofrecen dificultad alguna pero hay que ir con tiento para no llevarte ningún susto.




Vistas sobre Argentière y su Glaciar
Salvamos una primera fase de escaleras a la que sigue un tramo de senda abalconada...



... y más escaleras.

¡¡¡ Ozú !!!
Retomamos el sendero y subimos un poco más todavía para separarnos de las senda y acercarnos a un murete en un saliente, La Tête Aux Vents (2.080 m.) y recrearnos con las vistas.


Serán prácticamente las últimas sí, pero las más bonitas e inolvidables.



De haber seguido subiendo nos hubiéramos plantado enseguida en los Lacs des Chéserys y el Lac Blanc. se quedan en el tintero porque no había tiempo para más, una pena.

Sobre nuestras cabezas asoma el Refugio-Chalet du Lac Blanc y Les Aiguilles du Belvédère, du Lac Blanc y Arête Plate
Tocaba desandar el camino, mucho cuidadito con las escaleras, y volver al coche.



Cambio de ropa exprés, avituallamiento de bocatas en Chamonix y vuelta a Ginebra sin poder apartar los ojos del retrovisor.


Y así acaba la historia de un padre y un hijo, el padre se llama Paco y el hijo ... ya te lo he dicho ... Jordi. Un besazo hijo. No se si volveré alguna vez a los Alpes aunque,como reza la peli de James Bond, Never Say Never Again, Nunca Digas Nunca Jamás.
Adéu.




4 comentarios :

Mari y Jose dijo...

Paco nuestra mas sincera enhorabuena: simplemente GENIAL.

paco domingo dijo...

Hey !!!! Menuda alegría pareja !!!.
Gracias por vuestras palabras porque creo que con eso de GENIAL se concentra todo lo vivido en estos días.
Gracias de nuevo , un abrazo para Jose y un beso para Mari.
... Y con ganas de veros ...

Dani Alcalá Almela dijo...

Enhorabuena Paco & Jordi por esta fantástica experiencia alpina, y gracias por haberla compartido con todos nosotros, he disfrutado como un enano leyendo (varias veces) las seis crónicas, cada vez que terminaba una ya estaba esperando a que publicases la siguiente, es todo un privilegio estar en ese lugar, Chamonix, donde se respira alpinismo por los cuatro costados y entre nombres como Mont Blanc, Grandes Jorasses, le Dru etc, etc, en los que se han escrito grandes páginas del alpinismo.
En la anterior entrada, cuando pasasteis por le Tour, que grandes recuerdos me vinieron, estuvimos en el albergue de esta localidad durante nuestra estancia en 2012, ¡¡¡qué bien nos dieron de comer allí!!!, cada día se superaban.

Un abrazo, y no, no digas nunca nunca jamas.

paco domingo dijo...

Es lo que pretendo Dani. Se que mi blog es poco "técnico", hay muchos de ese tipo y son necesarios como referentes, pero es así como quise enfocarlo desde el principio. Prefiero contar vivencias y transmitir sensaciones. Y si hay personas que se sienten identificadas o se emocionan con ellas pues doble satisfacción. Gracias porque sé que tu eres una de ellas.
Un abrazo ... y totalmente de acuerdo contigo respecto a los Alpes en general y a Chamonix en particular; un paraíso.