miércoles, 4 de marzo de 2015

AITANA (21/02/2015)

Cerramos, de momento, la trilogía invernal revisitando la Serra d'Aitana. La ruta de hoy, no se si catalogarla como invernal porque apenas sí pisamos nieve. Ahora, frío, lo que se dice frío, un montón. Un desapacible día que nos ofreció de todo. Empezamos con el cielo cubierto, apareció la lluvia, más arriba parecía aguanieve, arriba del todo ventisca, es decir nevada con fuerte viento para finalizar en la bajada con la aparición de tímidos rayos de sol y de un precioso arco iris (o arcoíris).
Una ruta bastante similar a la que realicé en marzo de 2012 (Aitana 2012) con alguna pequeña diferencia. Aquella se puede calificar como la subida clásica siguiendo el PR-CV 21 desde la Font de Partagat hasta la Font de la Forata (hoy haremos lo mismo) y desde allí enlazar con la opción del Passet de la Rabosa por el PR-CV 20 (nosotros haremos otra variante más directa del mismo hasta la cima) y que finalizó bajando hasta el Collado de Tagarina y enlazar con la pista del PR-CV 10 hasta la Font de Partagat, inicio y fin de la ruta.
Quien quiera subir a Aitana por las abruptas paredes de su cara norte tendrá que acercarse hasta la población de Benifato dejando la A-7 cerca de Cocentaina para tomar la CV-790 y la CV-70 y pasando por el puerto de Confrides. Una vez en Benifato nos desviaremos por la derecha siguiendo una carreterilla asfaltada que en poco más de 5 kms. nos acercará a la Font de Partagat.



El paraje de la Font, a los pies de la sierra, está muy bien acondicionado como área recreativa y de la fuente manan tres chorros de agua fresca.


Hace una rasquilla de campeonato pero nada con lo que nos espera allá arriba. El cielo plomizo, que tanto juego da para las fotos, deja el día un poco tristorro.
Desde la Font tomamos el Sender Botanic del Passet de la Rabosa (Aquí PR-CV 21), un bonito sendero que se va elevando hacia el suroeste por la ladera.



Hacemos una pequeña parada en la Font del Anouer, del Noguer o de Mendós que también la llaman.


Un hilillo de agua caía sobre la pila antes de abocar en una pequeña balsa.



Continuamos en ascenso y empiezan a caer las primeras gotas.

Casa sobre la Penyeta d'Andreu
Vista atrás sobre la Serrella
Vista hacia Aitana con sus características antenas y el radar
El camino se empina en una pequeña rampa y llegamos a un descansillo donde encontramos el pou de neu de la Font de la Forata (o Clot de Forata), uno más de los varios pozos de nieve que proliferan en la sierra.

En el Clot de Forata mirando hacia la Penya del mismo nombre

Un poco más arriba encontramos la Font de la Forata con su abrevadero en escalera.


Las gotas de lluvia comienzan a solidificarse y pasan a ser aguanieve.
En este punto y a propuesta de J.Manuel que ya conocía la opción, decidimos tomar el ramal del PR-CV 20 que sube directamente hacia la cresta de la sierra descartando el que se dirige hacia el Passet de la Rabosa por la izquierda.
Es una opción más rápida pero bastante más durilla ya que el sendero se eleva sin rodeos por la ladera. Pasamos junto a un pequeño abrigo bajo una gran roca que puede servir de refugio.




Luego nos adentramos en un bosquete de pinos y salimos de él bajo las paredes rocosas que dibujan una pequeña canal ...



... por la que accedemos a lo alto de la sierra junto al vallado de las instalaciones militares.


Vista de la canal de subida
Arriba arrecia la ventisca y no nos entretenemos en llegar junto al vértice geodésico que se encuentra en el interior del recinto. Ya quise llegar junto a él en mi anterior visita para hacerle una foteta pero un "amable" soldadito me invitó a dar media vuelta y a no hacer fotos, no fuera que pudiera revelar algún secreto de estado. Si queréis llegar al punto más alto, el techo de Alicante (1.557 m.), deberéis solicitar un permiso al Ministerio de Defensa (soldadito dixit).

Vistas hacia el noreste de la sierra con la Penya Forata en primer plano
Vistas hacia el sureste donde asoma la fantasmagórica silueta del Puig Campana
Con lo que corría por allá arriba continuamos el recorrido siguiendo los rastros de sendas que bordean los descomunales precipicios sobre el morro de la Penya Forata y la Penya Alta.

Hacia adelante vemos la Paret Alta y el Bardalet
Y si miramos hacia atrás tenemos una bonita imagen de la Penya Forata
Las vistas hacia las dos vertientes de la sierra son increíbles por más que, en esta ocasión, la ventisca tratara de impedírnoslas.
Ya hacía un buen rato que el cuerpo pedía el avituallamiento. En esas condiciones lo mejor era llegar hasta las simas o avencs de Partegat donde encontraríamos cobijo. Y eso hicimos. Un espectacular rincón de Aitana donde la superficie calcárea de la tierra se fractura de manera traumática creando unos profundos tajos de estructura todavía viva geológicamente hablando.





Allá que bajamos para resguardarnos de la ventisca y poder almorzar con calma. Una pequeña cueva fue el marco para el evento.


Evitamos el viento pero el frío persistía ...
Y hago un inciso al respecto. Yo no se vosotros cómo capeáis eso del frío. Hay gente que lo sufre menos y no estoy hablando de llevar más o menos ropa o de la calidad de los materiales, no, no es eso. Muchos lo notaréis más en los pies o en las orejas o en la cara. Mi punto flaco son las manos. En estas condiciones siempre se me hielan por más guantes que me ponga. Al final me he comprado uno de esos calentadores de solución sobresaturada de acetato de sodio. Sí, esas bolsitas con una sustancia líquida que llevan un disco de metal dentro que al doblarlo provoca una reacción exotérmica que hace que se los cristales precipiten y la bolsa se endurece.


Generan bastante calor durante un par de horitas. Y además se pueden reutilizar tras meterlas en agua hirviendo durante diez o quince minutos. Parece que me van bien.
Tras el almuerzo troglodítico proseguimos el cresteo en dirección este pasando por los bordes de las grandes paredes de las lomas que se van sucediendo.

(by J.Manuel)


Vistas hacia el mar, delante destaca el pintoresco Penyó Roc
La nubes seguían ocultando la cima del Puig Campana
Lomas con nombres tan sugerentes como La Paret Alta, el Bardalet, Els Picatxos, El Rastrell, o Els Romputs.
Conforme bajábamos hacia el Portet de Tagarina el viento se calmaba poco a poco y el cielo, a ratos, se abría y nos dejaba admirar las siluetas del Puig Campana, el Ponoig, las sierras de Bernia, Ferrer, l'Aixotà o la Serrella, la Vall de Guadalest con el pueblo y el embalse.

Vistas sobre la Serra de Bernia y medio oculto,el Penyó d'Ifach
Vistas sobre la Vall de Guadalest y L'Aixortà
Guadalest y su castillo
Nos recreamos en su contemplación y llegamos al Portet ...



... donde giramos a la izquierda para tomar el camino de vuelta siguiendo el PR-CV 10.

Vistas al norte sobre L'Aixortà y la Vall con Guadalest y Benimantell
Vistas al oeste sobre la Serrella y Confrides con la Penya del Castell
A mitad de este camino nos desviamos por un sendero a nuestra izquierda que sube por la ladera. Es la zona protegida y repoblada del Runar dels Teixos.


Fruto del  Crataegus monogyna (Espino albar o Cirerer de pastor)
Allí localizamos otro pozo de nieve bastante bien conservado, el Clot dels Teixos, donde nos hicimos una bonita foto de grupo con excelentes vistas.



El sendero vuelve a bajar al camino y durante el descenso un precioso arcoiris enmarcaba la vertiente oeste de la Vall de Guadalest y la Serrella.


Una verdadera maravilla que nos dejó boquiabiertos.

El Runar dels Teixos bajo las paredes de Aitana

Y poco más que contar hasta la Font de Partagat, un bonito enclave dominado por el Penyó Rapel ...


... donde algunos almendros comenzaban su espectacular floración desperezándose del letargo invernal.


Ya hacía menos frío y las nubes seguían ancladas en lo alto de la sierra. Nosotros nos despedimos hasta la siguiente visita, que la tendrá. Y de vuelta a casa un pequeño alto en el hostal "El Pirineo" de Confrides (no en balde estamos en el Pirineo alicantino) para repostar con zumo de cebada.

(by J.Manuel)
Adéu.



1 comentario :

Dani Alcalá Almela dijo...

...ándate con ojo no vayan a leer la crónica los del servicio de ¿inteligencia? del ejército y se piensen que estás enviando un mensaje en clave a los rusos...
A ver si este año tacho de la lista Aitana, es una montaña a la que tengo muchas ganas de subir (hasta donde dejan).
Este verano cuando estábamos llegando al Balcón de Pineta vi a una chica haciendo unas cosas raras con la mano, le pregunté que estaba haciendo y tenía unas bolsas parecidas a la que nos has mostrado, se ve que van bien, ¿no?.

Un abrazo.