lunes, 8 de abril de 2013

ARTEAS DE ARRIBA - PEÑA JULIANA (06/04/2013)

Estupendo recorrido por el Alto Palancia con un invitado inesperado aunque no imprevisto, la nieve.
Inesperado por las fechas que estamos, pero los últimos coletazos "invernales" nos regalaron un espectacular tapiz blanco en gran parte de la ruta y eso siempre da alegría al espíritu y a la vista.
También se coló otro invitado aunque a éste ya estamos más que acostumbrados, el viento. También previsto y que nos azotó en la parte alta aumentando así la sensación de frío, ya de por sí acusado.
Nada que no se evite tapándose hasta las orejas,vamos.
Llegamos a Bejís en dos tandas, unos desde Sagunt y otros desde L'Eliana. Cafetito de rigor mientras llegaba la tercera tanda desde Valencia con las sábanas pegadas y legañas en los ojos.
Desde allí hasta Arteas de Arriba por una estrecha carretera pasando por Arteas de Abajo. Unos coches aparcados en una replacita y una chimenea humeante eran indicio de que gente había.



Arteas de Arriba
Toca abrigarse hasta la médula antes de echarse a andar.
Desde la parte alta el pueblo tomamos una senda que entre los bancales de cultivo nos lleva a una pista. Ya vemos un poste casero de madera, que parece recién puesto, con la indicación de Peña Juliana.


En el cruce con la pista otro poste con señales de SL-V 55 (Sendero de las fuentes de Arteas) nos indica la dirección a seguir, la tomamos por la izquierda en dirección Fuente del Cubillo.


Atención porque en un kilómetro habrá que estar atentos a un desvío señalizado por la derecha.


Conectamos con un sendero en subida (Senda de las Calzadas) donde aparecen los primeros rastros de nieve. El contraste con el verde y el colorido primaveral del matorral mediterráneo es una delicia.




Llegamos a un colladito con la Peña Juliana a nuestra izquierda.


El grupo en el collado con la Peña Juliana detrás
Nuevo tramo de pista que tomamos por la izquierda (es el camino de Peña Escabia - PR-CV 273 Resinero-Peñas del Diablo). Espectacular la cara que nos ofrece la Peña Juliana.


Pasamos junto a la fuente y abrevadero de la Sunsida a la izquierda de la pista.

La Juliana desde la fuente de la Sunsida
Un poco más adelante llegamos al collado de los Rosales, cruce de caminos.


Seguimos unos metros de frente y una nueva señal nos invita a dejar la pista por la derecha.

Desvío a la cima
Enlazamos con otra senda que nos acercará hasta la cima de la Juliana. Pero todavía queda tela que cortar. Iremos atentos a las fitas ya que la senda estaba poco pisada y tapada por la nieve.


Bajo la cornisa rocosa de la Peña encontramos la fuente del Oro con su charca helada y un corral-aprisco.

Charca helada en la fuente del Oro



Aprisco sobre la fuente del Oro
Un poco más arriba hicimos un alto a resguardo del viento para almorzar bajo los templados rayos del sol. El cafetito bautizado supo a gloria.
Ya queda menos para la cima. Seguimos subiendo por esta especie de canal (ignoramos si se puede subir rodeando las peñas por la derecha) hasta la loma cimera. A partir de ahí hay que ir siguiendo las fitas hasta la cima.

Seguimos subiendo
El fortísimo viento hizo que la estancia arriba fuera más breve de lo que hubiéramos deseado. Aún así pudimos acercarnos con precaución a los cortados que caen hacia el noroeste con vistas al barranco del Resinero.


En la cima con el Peñascabia detrás


Chimenea hacia el barranco Resinero


Panorámicas hacia el norte
A duras penas conseguimos hacer la foto de grupo.

(by J.Manuel)
La panorámica a nuestro alrededor nos regalaba la imagen de las sierras y montañas de Javalambre, el Toro, Peñascabia, Espadán, Peñagolosa, la Salada, las más altas con su blanco manto. Hasta parte de la costa y el mar pudimos contemplar.
Nos despedimos de la cima y nos dispusimos a recorrer todo el cordal de la sierra hacia el sudeste.

Iniciando la bajada
Un bonito recorrido siguiendo las fitas y acercándonos a los imponentes cortados que caen hacia el barranco del Resinero.

El barranco del Resinero se abre paso entre las lomas de la Juliana y la Pericona



Sobre el cordal de la sierra
El viento seguía "acariciándonos". Hacia el este, la parte que recae al valle de Canales, vimos algún resto de trincheras y puestos de observación de la guerra civil.


Siguiendo esta línea llegamos a otro collado (collado del Resinero) con un cruce de pistas. Estamos bajo las Peñas del Diablo.

Peñas del Diablo
De ahí hay que seguir la pista que sale hacia la izquierda y en constante y tendida bajada iremos rodeando por el este la sierra que acabamos de recorrer. En un par de cruces de pista tomaremos siempre hacia la izquierda.

De bajada por la pista
Poco que contar de este monótono tramo, tan solo la aparición de alguna nube que nos regaló algunos copos de nieve durante la bajada.
Con la aldea de Arteas de Arriba a la vista enlazaremos con la senda del inicio para terminar esta estupenda ruta.

Arteas de Arriba a la vista
Volviendo la vista sobre las Peñas de la Juliana
Saludamos y departimos con un grupo de gente que pasaba el fin de semana en la aldea. Unos breves estiramientos y regreso a casa.
En resumen, una zona con muchas ofertas senderistas, con la Peña Juliana como estrella. Y si pilláis un poco de nieve como nosotros, mejor que mejor. Lo cierto es que este postrero invierno que se cuela en la primavera todavía nos deja estampas como la de esta jornada. Un regalo que se agradece.
Adéu



4 comentarios :

Merche dijo...

Estupenda y fresquita mañana.

trotasendas dijo...

Hola Paco , me encanta esta Peña es muy bonita y así con nieve aún mas. Y además la primara vez que la subí fue sin querer jejeje. Cuando empezaba con esto del senderismo hace muchos años. Queriendo subir al Peña Escabia acabe subiendo a la Peña Juliana por error jejeje. Pero fue un error muy agradable. Por otra parte parece que se salvo del incendio de este verano ¿no?.Saludos

Tio Canya dijo...

Buena elección la de hacer la ruta con nieve. Esperaremos al curso que viene para hacerla

Saludos

Dani Alcalá Almela dijo...

Je, esa nieve fue la que nos acompañó desde el Ragudo hasta Teruel cuando nos íbamos el vierne 'pa Pirineos...

Como mola la Peña Juliana, ella y su prima Escabia son dos de las que tengo pendientes, a ver si antes de que llegue el veranito...

Un abrazo.