domingo, 30 de diciembre de 2012

VILLEL - BARRANCO DEL TRANCO (22/12/2012)


Un paseo en tierras turolenses por una ruta recién acondicionada y con los atractivos suficientes para hacerla la mar de atractiva.
Si además del reclamo de la ruta propiamente dicha le añadimos la compañía de un buen puñado de amigos, el resultado es una mañana de lo más deliciosa.
Nos desplazamos a la localidad de Villel.
Una agradable mañana que, conforme nos adentrábamos en tierras aragonesas, se iba enfriando poco a poco. En Villel casi alcanzamos los 0ºC. Antes aún tuvimos tiempo de saludar a los amigos de CASIAVENTURILLA al calor de un cafetito en Barracas y de cambiar una rueda averiada a la entrada de Teruel.

Costó lo suyo cambiar la ruedecita ... (by Manolo M.)

Una vez allí y ya que la ruta se anunciaba corta y fácil, no importó comenzar a caminar casi casi a la hora del almuerzo.
Entramos en Villel y localizamos el punto de inicio justo en el camino que conduce hacia el Santuario de la Fuensanta (queda a la derecha en la entrada del pueblo). Está señalizado y no ofrece dudas.


Saliendo de Villel

Aparcamos junto a las piscinas municipales y tomamos la pista asfaltada que nos dejará en el Santuario en menos de 20 minutos.
El paraje invita a la relajación y está bien acondicionado. Una construcción del siglo XVI, lugar de peregrinación para la gente de la comarca.




Pocas veces damos cuenta del almuerzo sin haber hecho méritos, pero dada la hora y el lugar...si hay que hacerlo, se hace. Y vaya si lo hicimos...No faltó de nada, se notaba que la Navidad estaba a la vuelta de la esquina y los dulces (chocolate, bombones, pastelitos y bizcocho) remataron el fiestón. La guinda surgió en forma de tarjetón (original donde los haya), invitación de boda de nuestra pareja de montañeros más internacional, los Willy Fog del grupo, Nuria y Paco que se embarcarán próximamente en su aventura más emocionante. Mis mejores deseos para la pareja.

Recogiendo trastos tras el almuerzo

Costó alzar el vuelo después. Pero nos esperaban por delante bonitos rincones y movimos el culete.
Continuamos por el camino dejando atrás el Santuario resguardado por bonitas montañas.

Dejamos atrás el Santuario

La pista, o camino del Hocino, la dejamos más adelante por la derecha, a la altura de las ruinas de un corral. Un cartel nos indica el inicio de la senda que nos llevará hasta el Embalse. El paisaje cambia y ante nosotros aparecen lomas semiáridas y abarrancadas con unos colores ocres y rojizos que se despliegan ante nuestros ojos.

Hacia el Embalse

Pronto vemos, allá abajo, la laguna artificial del Embalse, que recoge las aguas que resbalan por estos barrancos.

Pasando junto al corral del Tintoreto

La superficie es un espejo que invita a la foto... y a romperlo también. Afición irresistible que uno tiene por el lanzamiento deslizante de piedras (en mi poder obran algunos records no homologados de saltos de cantos sobre el agua...jejejeje).



Un verdadero espejo

Pasamos junto a las ruinas del corral del Tintoreto y rodeamos la laguna pasando por el murete que la cierra. Unos carteles nos indican la dirección a seguir. Vamos hacia el barranco de los Trancos o del Tranco (no parece que haya acuerdo sobre su denominación).


El camino nos lleva junto a la rambla Chartera por donde discurre una acequia que encauza las aguas que surgen de su fuente. El manantial lo veremos más adelante una vez cruzamos arroyo justo antes de adentrarnos en el barranco del Tranco.
Las montañas se cierran y parecen ocultar la entrada.

Acceso al barranco del Tranco


... por cierto...¿Habéis renovado ya la licencia federativa para el 2013?
 Licencia 2013

La senda discurre serpenteante entre sus paredes, tan estrechas que no dejan pasar ni un rayo de sol.


A cada curva se descubren preciosos rincones y aparecen los primeros desniveles a salvar.


Pero no os preocupéis porque el trabajo os lo facilitarán las escaleras metálicas y los cables incrustados en las rocas, a veces de manera excesiva. Unas estructuras que, evidentemente, lo hacen accesible para todo el mundo pero que, a mi juicio, le restan encanto y belleza a un lugar, que per se, no lo necesita.




De todos modos no deja de ser un precioso barranco y su recorrido se hace divertido y muy agradable.



Sabréis que salís del mismo a la altura de una pintada en la roca. "The End" dice...Otro innecesario castigo para un bonito lugar.


Las paredes se abren dejando paso a los rayos del sol.
Llegamos un poco más adelante al cruce con el GR-10 (está indicado), que tomaremos para nuestro regreso a Villel.


El camino ahora se va alzando poco a poco paralelo al barranco que llevamos a la derecha.

Ya hemos salido y toca remontar por el GR-10

Una vez alcanzamos el collado, disfutamos de las vistas del amplio valle por donde transitábamos a la ida.

Abajo, el barranco.

La tentación de acercarse a las paredes del barranco hizo que las cabras locas del grupo (J.Manuel, Fernando y el menda) nos asomáramos por toda la cresta, desde donde tuvimos la oportunidad de contemplar todo el serpenteante barranco del Tranco allá abajo. Vale la pena, os lo aseguro.


Asomándonos al barranco

Vuelta al GR y con algún atajo que otro, enlazamos con el resto del grupo que ya discurría por la pista camino de Villel.
A la altura de otros corrales abandonados se puede dejar el GR por un camino que sale por la derecha tras cruzar por un puentecillo el riachuelo de la rambla Chartera. Pasamos junto a una bonita charca de aguas cristalinas y los campos de cultivo nos acompañarán hasta Villel, ya  al vista, y la imagen de su castillo y su torre rehabilitada coronando la peña del Torrejón.


Villel, la torre de su castillo y Javalambre como telón de fondo

Un atajo igual de cómodo y que nos aproximará a la pista de inicio y a los coches.
Ha sido un interesante paseo de poco más de 12 kms.
Cervecita posterior en Villel y, para Manolo M. y un servidor, fin de fiesta. El resto de la tropa aún la alargó un poquillo más...


Venga ... a descubrir los dos gazapos (by J.Manuel)

Y así fue la penúltima del año.
Adéu y que tengáis todos una muy FELIZ ENTRADA DE 2013.

3 comentarios :

Tio Canya dijo...

Buenos recuerdos me trae esta ruta

El tramo del Barranco me encantó y se lo recomiendo a todo el mundo

Saludos

Jose dijo...

Hola Paco
Muy guapo ese barranco y ese Santuario de la Fuensanta.

Las fotos del embalse preciosas!!!

Ahh!! Te queda bien el gorro de Papa Noel jajaja.

Un abrazo y Feliz Año Nuevo 2013
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Casiaventurilla dijo...

Preciosa ruta Paco. Desconocía este rincón Turolense pero con tu magnífico reportaje ya me estan entrando ganas de trastear por allí jeje.
El casual encuentro en Barracas fue de lo más gratificante, hacía tiempo que no nos veíamos y fue una verdadera sorpresa, lástima que no coincidieramos también con la ruta jaja hubiera sido la pera.
Un abrazo