miércoles, 25 de octubre de 2017

EL TURMELL DESDE VALLIBONA (08/10/2017)

Un largo fin de semana por delante, la mayoría de mis compis con los pies en polvorosa, el veroño que sigue (y lo que te rondaré morena) ... ¡cómo para quedarse en casa!. Pues manos a la obra.
Acudo a mi carpeta de las "pendientes" y, con el beneplácito de la parienta, el domingo bien temprano me lanzo a la carretera y me largo con Sole a Vallibona, els Ports, para tachar de la lista una de esas cumbres, digamos emblemáticas, que hay que hacer sí o sí, indispensable para el curriculum, el Turmell. Opto por subirlo desde la recóndita y bonita Vallibona, otra opción hubiera sido hacerlo desde el Santuario de la Virgen de Vallivana junto a la carretera N-232 camino de Morella. Después de hacer cima recorreré todo el cordal de la sierra hacia el Oeste en dirección  a la Ermita de Santa Águeda y desde allí redondearemos el recorrido hasta Vallibona.
Pues dicho y hecho, buen madrugón porque me esperan más de dos horas de carretera y hete aquí que ya estamos en esta bonita población de las montañas de Benifasar a orillas del río Cervol o de les Corces. Y hablando de carreteras, la que llega a Vallibona (CV-111) desde la N-232 pasado el Port de Querol, se encuentra en obras y habrá que ir con tiento en una decena de kilómetros.
Aparco en la parte baja del pueblo ...


... y bajamos hacia el cauce del Cervol.



Sorprende verlo tan seco tratándose del tercio alto de su recorrido.


Vemos unos postes indicadores de la Ruta Botánica, una recorrido muy bien señalizado y que ofrece varias alternativas.


De momento seguiremos cauce abajo ...

Vallibona se despierta

Bajo Les Roques de les Moles

Uno de los numerosos carteles explicativos del recorrido botánico


Aparece agua remansada


... pasando junto a la Font Vella con su hilillo de agua ...


... y el azud.


Primera indicación de nuestro destino
Descartamos un desvío de la ruta botánica que sube por la derecha.


El sendero nos va alejando del pueblo y vemos las primeras señales blanquiamarillas de un PR.


Les Roques de les Moles y la Roca del Migdia o Mola de Sant Marquet
El sendero se va alejando del cauce y entramos en un pequeño bosque de carrascas.


Más adelante podemos acercarnos hasta la Fonteta de Grillos (otro hilillo de agua) ...




... y volvemos al camino.


Cruzamos el Barranquet del Codinar cuyo cauce parece una roca lisa y pulida.


Después de un llevadero llaneo comenzamos un tendido ascenso por preciosa senda empedrada.


A lo largo de la ruta nos veremos obligados a franquear varias alambradas para el ganado algunas con portera y otras, las más, puro alambre con espino.


Una charca de otra fuente
El bosque va ganando en belleza por el buen porte de carrascas y algunos robles.


Amor vegetal
Siempre en ascenso por un precioso y bien marcado sendero ...


Vistazo atrás sobre les Foies del Mas de Querol
... y aparecen los pinos.


Salimos a un amplio camino que tomaremos por la derecha y seguiremos por él un corto tramo ...


... hasta llegar a esta portera que no atravesaremos porque el sendero sigue por su izquierda.


El estómago comienza a protestar y lo acallo con un pequeño bocata sentado en un soleado ribazo del camino.


Culminamos una primera parte de la subida al alcanzar el Planet de la Serra. Seguiremos hacia la izquierda por el cordal de la Sierra del Turmell ...


... pero antes de llegar a la cima podemos desviarnos por la derecha para ver su nevera o Pouet del Turmell o del Marfullar. Se aprecia un bonito arco que sigue en pie.



Dejamos la nevera y ya tenemos la cima del Turmell a la vista.


Llegamos al camino cementado que nos acercará hasta lo más alto.


Es momento de admirar las vistas de la vertiente Sur.

El Tossal de la Nevera de Catí y el omnipresente Penyagolosa


Vistas hacia el Noroeste sobre Vallibona

Vallibona con un poco de zoom
Y alcanzamos nuestro objetivo, el Turmell (1.276 m.) con su caseta de vigilancia forestal y el vértice geodésico.


Inevitable selfie de grupo en el Turmell (1.276 m.)


Hacia el Este, les Moles de Xert y el Montsiá con el brumoso Mediterráneo

Más Penyagolosa

Aquí panorama hacia el Oeste
Después de charlar un rato con el vigilante, de hecho fue el único ser humano que me cruce en toda la soleada mañana de domingo, inicié el regreso evitando el cemento y bajando campo a través hasta el Planet de la Serra.




Ahora seguiremos el cordal cimero hacia el Oeste.

Vistazo atrás sobre el Turmell
Junto al camino podemos ver la entrada de la Cova del Planet de la Serra.


Y una indicación hacia Vallibona.


En el camino me topé con este precioso acebo, grèvol o Ilex aquifolium, una especie que en nuestro territorio figura como "vigilada" dentro del catálogo de especies amenazadas.



En nuestro camino sobre el cordal, la cañada del Tossal Gros al Turmell, atravesaremos este paso con cadena del Mas d'Eloi.


Este anuncio está de más en un año tan seco como este, no vi ni una
Por delante nos esperan les Muntanyes del Topinet y del Planiol y a ellas nos dirigimos.


Unos arces de Montpellier (Acer monspessulanum)
Pasaremos junto a las paredes de la Moleta del Moro ...


... con buenas vistas a ambas vertientes.


Llegamos a un pequeño collado bajo las Muntanyes del Topinet, el Gravet de Catí, donde nos desviaremos (hay una fita) por una senda que nace a la derecha evitando seguir el cordal y el Topinet. 


Vistazo atrás sobre el Turmell
Esta senda sobre la ladera nos ofrece buenos miradores.

Vistas al Norte sobre els Ports donde destaca el Mont Caro al centro

Otro vistazo atrás


Cara norte de la Sierra del Turmell  


Una verdadera gozada el tránsito por esta vertiente tan salvaje.


Unas cabras salieron zumbando ladera abajo.


La senda vuelve a conectar con la vereda del cordal ...



... y casi de inmediato otro tramo de senda por la derecha ...


Cruzamos una pequeña pedrera
... y otro cambio de ladera, ahora por la cara Sur.

Al frente la loma del Planiol con sus antenas, a ella nos dirigimos
En este lado de solana nos encontramos otra pequeña pedrera ...


... y más hermosas vistas.


Un bosquecillo de carrascas y llegamos al Coll del Topinet.



Un "mini dolmen" en el Coll del Topinet

Dejando el Coll del Topinet
Alcanzamos la loma del Planiol (1.226 m.) con sus antenas.


Hay que sortear la valla y seguir en bajada por la carreterilla de acceso ...

Al fondo más antenas en el Tossal Gros
... con la vista puesta en la Ermita de Santa Águeda.



Cruzaremos la carretera de vallibona ,CV-111 y una finca con ganado ...


...  para acercarnos a la Ermita.



Se puede visitar.


Y aquí hago un inciso. Mi intención era seguir por detrás de la Ermita para bajar hacia el Mas de Santa Águeda según tenía previsto y había visto en el blog de Tio Canya. Pintaba muy bonita esa bajada , pero ... ¡ese pedazo de cartel en el coche me tiró para atrás!.


El caso es que había oído algún tiro a lo largo de la mañana y era de extrañar ya que la veda no se abría hasta la siguiente semana. Pero no era cuestión de jugármela. De modo que eché mano del plan B. Y aquí vino en mi auxilio el track de Dani, Per Dalt y Per Baix que tenía en la recámara del GPS . Ellos habían hecho esa ruta en sentido contrario al mío y opté por bajar por donde ellos subieron desde Vallibona. Esto me evitó algún susto innecesario. Una bajada que alterna tramos de carretera atajando alguna lazada campo a través ...




El Massís dels Ports al frente
... hasta enlazar con el Camí del Davant ...

Aquí salimos de la carretera por la derecha

Buenas vistas de todo el perfil recorrido de la Serra del Turmell
... donde tenemos que sortear esta valla con alambre de espino que me resultó imposible de abrir y que tuve que saltar con algún problemilla que otro.


Siguiendo el camino estaremos atentos a una fita que nos saca de él por la izquierda. El camino continúa hacia el Mas d'en Blanc mientras nosotros tomaremos el sendero local por la izquierda.


Vallibona cada vez más cerca.


Un bonito bosque de carrascas nos da la bienvenida a uno de los senderos botánicos que sube desde el pueblo.







Y ya estamos de vuelta en Vallibona. Una agradable e ilustrativa forma de culminar una ruta estupenda.



Y otra muesca en mi revólver.
Adéu y gracias a Jesús-Tio Canya y a Dani-Per Dalt i Per Baix por las magníficas descripciones de esta y de todas vuestras rutas que nos sirven de ejemplo y apoyo para los que amamos la montaña.
Un saludo chicos.

3 comentarios :

Dani Alcalá Almela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dani Alcalá Almela dijo...

Hola Paco.

Primero que nada gracias por la mención. Para eso estamos, para compartir, disfruto haciéndolo, así como también disfruto, y aprendo también, y mucho, con vuestros blogs, ya sabes que el tuyo lo tengo como uno de los de referencia.
Bueno, después del peloteo mutuo jajaja, me alegro que nuestra subida un tanto "sui generis" que hicimos aquel día le haya servido a alguien, aunque en tu caso fuese para no encontrarte con los cazadores, qué telita que les permitan cazar antes de que se abra la veda, contando con que tuviesen permiso, en fin, no voy a profundizar más en este tema...
Una gran montaña este Turmell, y no solo por su altura, también por su entorno, que conjuga la esencia dels Ports con toques del Maestrazgo, y luego ese cordal, pocas montañas valencianas pueden presumir de tener una cuerda tan kilométrica, y que decir del sendero por el que tu subiste y nosotros bajamos, una delicia.
Pues este domingo estuvimos a punto de ir a Vallibona, a hacer la circular con las dos variantes del GR-7 que allí hay, pero al final la velada del sábado se alargó un poco más de la cuenta y lo dejamos para otra ocasión. No tardaremos en ir, tendremos en cuenta lo de la carretera, y a ver si hay suerte y ese día no hay batida.
Tu eres de los míos, de los que no les duele cascarse cuatro horas de coche (dos de ida y dos de vuelta) con tal de disfrutar de una buena jornada de monte.

Un abrazo.

paco domingo dijo...

Ya me gustaría a mi poder hacer esas escapadas lejanas más a menudo, pero en las ocasiones que me lo puedo permitir tengo que seleccionarlas bien, y ésta era una de ellas, le tenía ganas y pude disfrutar de un precioso entorno en la soledad más absoluta ... y eso ¡no tiene precio!.
Gracias a tu escapatoria pude evitar las escopetas y varios kilómetros de ingrato asfalto.
Un abrazo.
Próximamente más ... escapadas.