jueves, 24 de septiembre de 2015

ESCAPADA ALPINA - CHAMONIX - PARTE 1ª - (09 al 15 SEPTIEMBRE 2015)

Día 3º (11/09/2015) :

Hoy seguiremos amortizando nuestra Mont-Blanc Multipass pero también tendremos tiempo de estirar las piernas acercándonos a otra maravilla helada, el Glaciar de Argentière, que cumplió nuestras expectativas. No es que la Mer de Glace no me impresionara, pero puestos a elegir me quedo con este glaciar.
Nuestro día comienza acercándonos hasta la población de Les Houches (1.010 m.) para tomar el teleférico de Bellevue (1.801 m), junto al Col de Voza.




Cartel de advertencia de la peligrosidad, y más en esta época, del cruce por el Couloir de Goûter (también conocido como "La Bolera")
Allí esperaremos al Tramway du Mont-Blanc, el tren de cremallera que nos llevará hasta el Nid d'Aigle, punto de partida de la clásica ascensión al Mont-Blanc.


El tren más montañero que jamás veré.


Poco turista a la vista, sólo alpinistas bien pertrechados para la conquista de la cumbre de la Unión Europea, aunque no todos lo conseguirán.


Llegamos al Nido del Águila donde Jordi y yo nos conformaremos con observar los primeros tramos de la ascensión hasta los refugios de Tête Rousse y de Goûter.


Tirando de zoom y en un descuido de la nube vimos el refugio nuevo de Goûter
La meteo, aunque pintaba bien, nos jugaría una mala pasada. Densas nubes nos impidieron ni siquiera intuir ese recorrido. Nos conformaremos con la visión del majestuoso glaciar de Bionnassay.


De modo que, tras esta visita expres ... a otra cosa mariposa. Vuelta rápida con el mismo tren y pequeño paseo por el camino de Mont Lachat antes de volver a Les Houches.

Vistas, tirando de zoom, de Le Brevent desde el camino de Mont Lachat
Y vistas sobre el río Arve a su paso por Les Houches
Vistas sobre el valle de Chamonix
De allí nos trasladamos hasta Argentière para tomar el teleférico des Grands Montets.


Nuestro objetivo era llegar hasta el glaciar y su Point de Vue. Una ruta cortita de las que pican para arriba y que no nos defraudó. La iniciamos en la parada intermedia del teleférico, en la Croix de Lognan (1.972 m.).



Camino de subida al glaciar de Argentière
Dejamos abajo el Refugio-Chalet de Lognan
Un camino bien definido nos acercará, en una primera parada, al frente del glaciar con sus grietas y grandes seracs.



El lugar es de los que imponen.
Recomendable permanecer en silencio para escuchar la respiración del glaciar, porque los glaciares están vivos. Con un poco de suerte oiremos el estruendo que se origina cuando un bloque de hielo se desprende.


Desde allí una empinada senda nos subirá glaciar arriba hasta el Point de Vue (2.338 m.).



Fabulosas vistas del glaciar y de las agujas que lo escoltan, les Grands Montets, Chardonnet, Argentière y el Mont Dolent.


Practicando en el hielo
Aiguille du Chardonnet (3.824 m.)
Aiguilles Rouges du Dolent y Mont Dolent (3.823 m.)
Todo un deleite.
Bajada rápida hasta Lognan, bocata de jamón de Teruel y subida con el segundo tramo del teleférico hasta la Aiguille des Grands Montets (3.297 m.), salvando 1.300 m. de desnivel en un suspiro, una verdadera locura.

Les Grands Montets
Arriba hay que abrigarse bien y subir las heladas escaleras hasta la terraza de la cumbre donde nos espera una panorámica de escándalo.


Glaciar des Rognons
Aturdidos por el espectáculo no hubo más remedio que bajarse de allí.

De bajada a Argentière, a la izquierda les Aiguilles Rouges
Había que exprimir aún más la jornada y dada la hora decidimos cambiar de orilla (... del valle, claro está) y relajarnos con el atardecer desde la atalaya de Le Brevent, otra gran atracción de Chamonix.
Desde la ventana de nuestro apartamento lo podíamos ver cada día. Ahora tocaba subir allí para tener otro punto de vista del macizo del Mont-Blanc. Y después de la experiencia os aseguro que, en cuanto a vistas y panoramas, nada mejor que cambiar de "acera".
La subida mecánica desde Chamonix a Le Brevent tiene también dos partes, un telecabina hasta Planpraz (1.999 m.) y un teleférico hasta la cima (2.525 m.).


Volando con el glaciar des Bossons como telón de fondo
Vistas sobre la acera de enfrente. Una pena que las nubes no nos dejaran ver las cimas
Vistas al Norte, con el pueblo de Servoz a la izquierda y les Rochers des Fiz con la Reserva Natural de Passy al centro
Rochers des Fiz
Lac du Brévent
Vistas al Este sobre el valle, tras el Col de Balme la Suisse

Además de las vistas podremos ver el despegue de los parapentes desde Planpraz y, con un poco de suerte, el salto de algún "hombre pájaro" practicando el salto base. Nosotros fuimos testigos de ambas prácticas y todavía tengo la piel de gallina.



Tras una jornada agotadora volvimos a casita para darnos una buena cena y poner a punto los equipos porque al día siguiente nos esperaba un día para enmarcar, un desafío y un reto que habíamos preparado a conciencia ...


To be continued ...

1 comentario :

Dani Alcalá Almela dijo...

Ya te dije que nos ibas a dar mucha y sana envidia, y ahora, viendo el preparativo de la última fot, lo que tenemos es ansia de ver la crónica siguiente, la cosa promete!!!

Un abrazo.