miércoles, 4 de febrero de 2015

SERRA DE SEGÀRIA VERSIÓN FAMILY HEAVY (06/01/2015)

Seguimos en la montaña alicantina. En esta ocasión vuelvo a la Serra de Segària para recorrerla en una versión un poco más durilla y aventurera que en aquel día de Reyes de 2014. Y, casualidades de la vida, los Reyes Magos de Oriente nos la vuelven a regalar.

Y vosotros ¿sois más de los Reyes Magos o de Papá Noel?
Hoy será un precioso regalo compartido con mis cuñados, Isabel y Ricard, montañeros ellos de alto standing. Todo un placer para mí. Y como la ocasión la pintan calva no dudé aceptar la propuesta familiar para volver a pisar esta sierra que tan buenas sensaciones me dejó un año atrás.
Como no era plan de repetir el mismo recorrido que en 2014 busqué una alternativa con más dificultad y que le diera un toque más montañero si cabe.
La Segària, con su elegante silueta, se orienta de oeste a este, punto en el cual se rompe de manera brusca para dejar paso a la autopista AP-7. Separa la Vall de Gallinera, la Vall d'Ebo y la Marjal de Pego-Oliva al norte, de la Vall de Laguar y la Marina Alta al sur.
El PR-CV 415 la recorre en su totalidad y ofrece varias alternativas. El sendero, bien señalizado, la rodea por ambas vertientes (solana y umbría) haciendo posible cruzarla a través de dos pasos, el Portet de Beniarbeig y el Portet d'Ondara o Portella Ampla.
La ruta que os relato nos enlaza ambos pasos sin necesidad de bajar, siguiendo la cresta. Es la parte más aventurera del recorrido y exige un poco de tiento y conocimiento del terreno. No es recomendable para los que no estéis familiarizados con este tipo de recorridos aéreos por crestas calizas. Una vez superado este inconveniente únicamente habrá que estar atentos a dos puntos o pasos clave, como os contaré más adelante, ya que el resto del recorrido está bien señalizado y no ofrece dudas.
La ruta la iniciaremos en Benimeli. La mañana es fresquita aunque el efecto de "inversión térmica" hará que la sensación de frío sea más acusada abajo que en la parte alta de la sierra. Este efecto nos impedirá del disfrute de las vistas hacia el sur con un Montgó que permaneció envuelto en una capa de nubes durante todo el día.
Salimos del pueblo por el Vía Crucis de la parte alta ...




... y seguiremos las señales del SL-CV 109 que nos subirán hasta el Pas de Benimeli, un collado entre la Segària y Les Penyetes Rojes con la cadireta del Rei Moro y la Creueta. Allí encontramos un pozo y un abrevadero de piedra.


A la izquierda vemos las antenas de la sierra por las que pasaremos a nuestro regreso. Ahora seguiremos de frente. Aparecen las señales del PR. Bajamos dejando el barranco a nuestra derecha, por ese lado se va también la senda del PR. Nosotros seguiremos una senda menos pisada por la izquierda.



Aparecen algunas fitas y puntos amarillos además de pintadas que indican centenas. Salvamos algunos muretes abancalados y descendemos hasta cruzar el barranco momento en el cual volvemos a enlazar con el PR para seguir por la izquierda sobre una canalización en desuso.



Una pena que las nubes nos impidieran unas bonitas vistas de la costa y del Montgó.
Siguiendo la canaleta llegamos a un desvío.


Es el que habrá que tomar para subir al Portet de Beniarbeig y que nos pasará junto a la Cova de Bolumini y el Avenc del Xasc.


La senda asciende sin contemplaciones por la solana de la sierra.

Subiendo por la ladera, enfrente Les Penyetes Rojes y la Cadireta del Rei Moro


Llegamos a la cueva y bajamos hasta su entrada.





Tiene una buena pinta pero vamos a lo que vamos, de modo que tras unos minutos y fotos continuamos hacia el avenc en sus proximidades. Nos acercamos a su boca y vemos la profunda sima que se hunde en la ladera.



Seguimos el zigzagueante ascenso entre palmitos, romeros y chumberas.
Somos testigos de un pequeño incidente caprino.

¿Qué están mirando Isabel y Ricard con tanta atención? ...
Una cabritilla se enriscó en un saliente y se quedó bloqueada durante unos minutos llamando a su madre que acudió en su auxilio y consiguió sacarla del atolladero.

... un momento de tensión con las cabras ... ¿las veis?
Ahora mejor
Llegamos al collado o Portet de Beniarbeig ...



Llegando al Portet de Beniarbeig
... primeras vistas de la vertiente norte, la de umbría. Una bonita postal de la masificada costa y la Marjal de Pego-Oliva.

Vistas al norte
Y la fantasmagórica cabeza del Montgó emerge por el sur
El PR baja ahora por esa ladera ... pero nosotros nos olvidamos de él. Estamos en el primer paso clave para acceder a la cresta. Una pareja de corredores de montaña llegan tras nosotros y se toman un respiro en el collado. Hablo con ellos y les comento nuestras intenciones, no acaban de creérselo. Ellos siguen para abajo mientras nosotros nos ponemos el traje de faena si es que no lo llevábamos ya puesto.
Dos puntales rocosos escoltan el collado.
Ambos parecen inaccesibles. El de la derecha (hacia el este) será el acceso a la cresta.

Lo franquearemos por la izquierda
Sin perder altura nos acercamos a su base y lo rodeamos por la umbría pegaditos a la pared.


Unas pequeñas trepadas nos permiten acceder a la grupa de la sierra.

(by Ricard)
Iniciamos un fácil cresteo hacia el este.

Vistazo atrás
Y otro hacia adelante



(by Ricard)
Vistazo atrás de la cresta recorrida
Seguimos adelante
Fácil de momento porque llegamos al segundo paso clave en nuestro camino por la cresta hacia el vértice geodésico. Una cresta que se rompe bruscamente.

(by Ricard)
Enfrente de nosotros se distingue una pequeña canal tapizada de arbustos.

Tenemos que llegar a la pequeña canal que se ve enfrente
Hay que acceder a ella y la mejor manera de hacerlo es retroceder unos metros por la cresta y hacer un pequeño flanqueo en descenso diagonal por la cara sur.

(by Ricard)
Aprovechamos los buenos agarres de la roca para poder salvar este punto. Llegamos a un pequeño arbusto y a la base de la pequeña canal. Se puede subir por los lados o por el interior a pesar de la vegetación.

El menda peleándose con la vegetación en la pequeña canal (by Ricard)
Es la parte más expuesta de la ruta.



Una vez salvada llegamos sin más problemas a la cima de la sierra con su vértice geodésico.


Ni rastro de la escultura que lo abrazaba el año pasado. Allí firmamos en el libro de visitas guardado en la caja-réplica de la torre con reloj de la iglesia de Ondara.



Disfrutamos de las vistas (el Montgó sigue oculto) y de un estupendo y merecido almuerzo al sol.
Se está de maravilla pero hay faena por delante y toca despedirse de la cima. Continuamos por la cresta en dirección al mar procurando seguir las señales del PR con el que volvemos a coincidir.

Lo que queda por delante
Admirando el patio

Pasamos junto a un rodal de carrascas ...



... y bajamos hasta el Portet d'Ondara o Portella Ampla.


Una vez allí tenemos dos posibilidades, bajar por la umbría (como hice el año pasado) o por la solana. Hoy toca la solana.

Por aquí toca bajar
Seguimos las fitas y señales del PR en una bonita bajada ...





Vistazo a la cresta


... hasta el Albergue y zona recreativa de la Segaria (otro posible punto de inicio de la ruta).


Ya estamos en la base de la sierra y vamos a continuar rodeándola en dirección este. Pasamos junto a una cantera antes de rodear el morro de la sierra que se corta sobre la autopista.


Estamos en el Morro de les Coves.


Cavidades profusamente ilustradas

La mayor de ellas es la Cova Fosca. Tampoco nos entretenemos mucho en ellas. Destaca en el morro una gran roca a modo de grano en la nariz que llama la atención.


El sendero acaba girando a la vertiente de umbría.
Ahora comenzamos una nueva y constante subida.

Enfrente la Penya Roja
Más adelante, un desvío nos ofrece la posibilidad de acercarnos a la Penya Roja. Nosotros desechamos la invitación y seguimos a buen ritmo hasta otro desvío, el que sube al Portet d'Ondara que queda por encima de nuestras cabezas.


Como ya hemos estado allí, volvemos a desestimar la invitación. Seguimos en dirección a la Font de Catalá. La senda vuelve a bajar. Se nota que estamos en la umbría.


La humedad, a pesar de lo avanzado de la mañana o sería mejor decir casi ya la tarde, rezuma por la exuberante vegetación y literalmente nos empapa.
Llegamos a unos pequeños bancales cultivados dejando la fuente a la derecha.
Comienza aquí otra resbaladiza (por la humedad) subida hasta lo alto de la sierra. Desechamos volver al Portet de Beniarbeig y seguimos de frente por el roquedo hasta llegar arriba. Volvemos a tener a la vista la vertiente sur. Una afilada peña nos separa del susodicho Portet.


Desde este colladito el camino se vuelve cómodo. Vamos en dirección al plantel de antenas que tenemos enfrente dejando a nuestra derecha los restos de un poblado íbero.



Seguimos por la pista cementada bajando hasta un mirador con banquitos.


Allí giraremos a la izquierda para, siguiendo la señales del PR, bajara hasta el Pas de Benimeli por donde pasamos hace ya algunas horas.

La bajada hasta el Pas de Benimeli
Luego volvemos a enlazar con el sendero local del inicio que nos bajará hasta el pueblo.

Benimeli a tiro
De vuelta en Benimeli, nos acicalamos un poco antes de dirigirnos al vecino pueblo de Beniarbeig para dar cuenta de un sabroso cous-cous del que ya os he hablado en más de una ocasión (Bar Coratge tfno. 965766643 ... y que conste que no me dan comisión).


Fue el remate de una jornada espectacular y exigente. La montaña alicantina es así.
Ahora a esperar al 6 de Enero de 2016 no sea que los Reyes Magos me vuelvan regalar esta sierra ...
¡Ojalá!.
Adéu.


2 comentarios :

Dani Alcalá Almela dijo...

Pues yo ni de uno ni de los otros, soy más de regalar cuando me apetece jejeje.
Joer macho, vas de cresta en cresta, la del Ferrer dices que te encanta, pero esta no se queda corta, incluso diría yo que es más estética esta.
Por cierto, no te contesté al mail, lo hago desde aquí, gracias por mandarme el track de la Serra del Ferrer, a ver ni me la puedo reglar próximamente.

Un abrazo.

paco domingo dijo...

Pues sí. Estoy de acuerdo contigo, siendo las dos bonitas, la de Segària es más disfrutona. Hecha así, además , le da un toque más picante al recorrido por toda la sierra.
Un abrazo Dani y no hay de qué por lo del track. Yo es que no soy muy de colgarlos en wikiloc ...manías que tiene uno. Pero el que quiera alguno sólo tiene que pedirlo.