viernes, 11 de octubre de 2013

LA DROVA - PLA DELS AVENCS - PLA DE SUROS - ALT DE L'ALDAIA - BARRANC DE MANESA (05/10/2013)

Decir que es una preciosidad de ruta es quedarse muy corto. No es una ruta muy conocida para muchos de nosotros. Además, cuando hablamos de la zona, siempre tenemos el referente del Montdúver, un objetivo más apreciado por los montañeros.
Decidido a investigar, encontré esta entrada en la IMPRESCINDIBLE web A UN TIR DE PEDRA de Oscar Marti, un gran conocedor y amante de la zona (no dejéis de visitarla). Perfectamente detallada y documentada tiene los atractivos suficientes como para dedicarle una estupenda jornada montañera.
Lo que nos encontraremos por el camino es de lo más variado: una asombrosa vegetación, simas, miradores sobre la vall de la Drova y la Marxuquera, neveras y  de remate un barranco que es una joya de nuestro territorio.
Nos vamos a la Safor ... ¡acompañadme!.
Seguiré el PR-CV 60 pero añadiéndole un par de extensiones que bien valen la pena.
El punto de inicio lo encontramos en la Font de la Drova (carretera CV-675 desde Gandía a Barx). Hay una señal en una calle que sale por la izquierda una vez estamos en la partida de la Drova. Un buen sitio para dejar los vehículos y una fresca fuente que se agradecerá al final de la ruta.


Detrás de la fuente aparecen las primeras indicaciones del PR.



Primero pasamos junto a unas balsas de riego del S.XVIII.



Un poco más adelante el camino se convierte en senda que, en ascenso, nos lleva hasta el coll dels Cargols.


En este tramo nos encontraremos con la font y aljibe de la Mongeta.


Desde el collado tenemos unas preciosas vistas hacia el este. El barranc Tancat se abre hacia la Marxuquera entre la cima del Cargol con su particular silueta y el alt de la Selleta.

El Alt del Cargol, en segundo término la Marxuquera y la Serra Falconera y al fondo el Montgó
Dejamos esta frondosa vertiente para continuar a media ladera sobre el barranc de la Selleta rodeando los cinglos de l'Aldaia por el sur. El paisaje ha cambiado y la vegetación es típicamente arbustiva, palmitos, durillo, brezo, quejigos.


Atentos estaremos si no queremos pasar de largo sin observar el avenc o forat del Aire, a la derecha del camino. En ciertos días ventosos, y hoy no era el caso, el forat "bufa" por la circulación del aire en su interior.



Más adelante vemos a lo lejos una pequeña pinada, la Pineda de Ferro, sobre un suelo rojizo debido al mineral que le da nombre.



Atravesamos la pinada en dirección al Pla dels Avencs.
Encontramos un primer desvío por la izquierda (hay un poste) que nos enlaza con la pista de Pinet.


No lo dudéis. Tomadlo.


Una vez en la pista la tomamos por la izquierda, con buenas vistas de la Vall d'Albaida.

Al fondo la silueta del Benicadell y detrás, la Mariola
En poco más de 1.5 kms. llegamos al paraje del Pla de Suros o el Surar de Pinet. Una verdadera maravilla natural. Son las sureras más meridionales del País Valencià. Un frondoso oasis, donde también destaca el sotobosque de helechos. Es un espacio protegido, Microreserva de Flora.



Junto a las sureras hay unos bancos de madera, un buen lugar para almorzar.



Desandamos el camino para volver al cruce anterior. Tomamos la senda por la izquierda en dirección al Pla de la Nevereta-Barx. Enseguida otro desvío señalizado.


Tomo la senda de la derecha hasta la sima de l'Aldaia, un gran pozo de 80m. de profundidad tapizado por la vegetación.


Vuelvo hacia atrás tras la visita al avenc hasta un cruce que obvié a la ida. Un poste indica el nacimiento de una senda por la derecha que nos subirá hasta el Alt de l'Aldaia (755m.).


Es la segunda extensión a esta ruta y que aconsejo no perderse. La senda de subida no está muy definida aunque las numerosas fitas nos ayudan hasta la cima.


Senda tobillera ésta pero que se asciende sin dificultad. Las vistas desde el alto son espectaculares. El valle de la Drova, Barx y el Mondúver como telón de fondo.

La Drova y el Montdúver
Barx y el Penyalba
Bajo con tiento hasta volver al cruce que tomo en dirección al Pla de la Nevereta. La senda de bajada está poco pisada. Iremos atentos a las marcas del PR que atraviesa una zona de dolinas en un denso bosque de carrascas.


La bajada cada vez es más pronunciada. La vegetación lo invade todo y no es fácil librarse de los arañazos. Es la parte más complicada del recorrido hasta llegar al Pla de les Neveretes. Encontraremos una de ellas junto al camino. Es más bien pequeña y está tapizada por la vegetación.


La senda se abre a partir de aquí y se adentra en otra de las maravillas de la ruta, el barranc de Manesa.



Transitaremos por él entre una profusa vegetación de carrascas, pinos y donde reaparecen las sureras y los helechos. Un frondoso y húmedo lugar, Microreserva de Flora y especialmente protegido. Un barranco que enamora y que hay que disfrutar. Una joya de nuestra Comunidad que hay que conservar.



Un descenso final nos deja en la pista cementada junto a Barx.

Barx a la vista
La fuente de la Benita aparece en la derecha y se agradece, la cantimplora ya estaba en reserva.


Vemos la remodelada nevera de Barx (... esas vigas metálicas cantan un poco) a las afueras del pueblo.


La pista cementada pasa junto a unas porqueras y continúa por un assagador que nos devuelve a la Font de la Drova, inicio de la ruta.

Les cingles de l'Aldaia a la vuelta


Tras refrescarme un poco volví a casa con la sensación de haber visitado un paraje de los que no se olvidan. Al final fueron 15.3 kms.,alguno más de los previstos, pero las extensiones bien valieron la pena.
En definitiva, una ruta que os aconsejo y que agradezco A UN TIR DE PEDRA haberme dado la oportunidad de conocer.
Un abrazo.
Ah! ... y mi tobillo se portó de maravilla.
Adéu.
Las fotos que acompañan la crónica no tienen la calidad habitual ya que mi amigo Alzheimer me dejó cargando la cámara en casa. Menos mal que llevaba el smartphone.





2 comentarios :

Manolo Moliner dijo...

Paco, me alegro que t'hages recuperat del garró. Veig que de lletra i de fam no t'has lessionat.
Un abraç
Manolo

Oscar Marti dijo...

Hola, sòc Òscar d'A un tir de pedra, m'alegre molt que t'agradara la ruta, és un dels raconets més injustament desconeguts de la comarca, com be dius eclipsat pel Mondúver, però meravellós de visitar. Salutacions