martes, 14 de febrero de 2012

BERNIA POR LA CRESTA DESDE EL PORTIXOL (11/02/2012)

La sierra del Bernia, una de las más emblemáticas de nuestras montañas.
Indispensable en el haber de todo buen montañero que se precie.
Destino de escaladores, montañeros, senderistas de toda índole. Posee los alicientes necesarios para poder disfrutarla mediante estas actividades.
Desde lo más asequible y sencillo que es rodearla por el PR-CV 7, hasta recorrer la cresta en su totalidad para lo que se requieren conocimientos y técnicas de escalada.
Nuestra opción en esta ocasión, digamos que combina un poco de todo.
La intención era ascender a la cima (1.126 m) a través del collado del Portixol. La diferencia entre esta opción y la ascensión clásica desde el Fuerte radica en que, la segunda te lleva prácticamente hasta la cima sin dificultades destacables, salvo el propio desnivel a superar, mientras que desde el Portixol hay que crestear un buen tramo con el aliciente de un par de emocionantes trepadas.
La ruta la iniciamos en las Casas de Bernia, donde nos esperaba J.Miguel (venía desde su casa de Alcalalí, por lo que se evitó el típico madrugón). Pasaban algunos minutos de las 8h. de una mañana que se auguraba despejada y fría en lo climatológico. Más tarde se uniría un incómodo y gélido viento del noreste presente en toda la cresta y su cara norte.

La cara norte de la Sierra de Bernia con la cresta que recorreremos

Casas de Bernia o del Bancal Llarga

Siguiendo las indicaciones del PR-CV 7 nos dirigimos hacia el famoso "forat". Una cómoda pista nos deja en la Font del Bernia en poco menos de 20 minutos.


La Font del Bernia
Desde la fuente accederemos por la pequeña escalinata a la senda que nos llevará al forat por la umbría de la Sierra. Aparecen algunos charcos helados.


Mojito helado del Bernia
Conforme ascendemos disfrutamos de las preciosas vistas de la vall de Xaló o de Pop y las montañas que lo protegen, la sierra de Ferrer, el Montgó y el cabo de la Nao envueltos en la neblina matinal.

Hacia el forat
Una vez en el forat, toca agacharse y andar con tiento por el tremendo vendaval que se cuela y algún charco de hielo en su interior.

El forat
La vista a la salida es una de las más bellas postales que podemos disfrutar de nuestra comunidad, a pesar del implacable urbanismo que infecta el litoral.

Bahía de Altea y la Serra Gelada desde el forat
A nuestros pies, el valle del río Algar con un mar de plásticos camino de Callosa. Al este la preciosa bahía de Altea, cerrada por la Serra Gelada. Benidorm y su skyline. El Puig Campana, el Ponoig y el Divino como tres majestades. La vall de Guadalest y la sierra de Aitana.

El Puig Campana, el Ponoig, el Divino y a la derecha Aitana
Todo un goce para la vista. Las cámaras echan humo. Uno desearía quedarse allí hasta que acabara la crisis...pero toca continuar. Seguimos por la senda, que ahora recorre la cara sur de la sierra, más protegida del viento y soleada, lo cual se agradece.
Haremos una parada "técnica" a 1.3 kms del forat, dada la hora. A los pies de una carrasca en el camino
realizamos el repostaje. Se remata con café, dulces y moscatel tinto de Xaló. ¡ Qué vida más dura ésta !. Dejamos el PR ya que, justo en este punto, nace una senda casi imperceptible que, en duro ascenso, nos llevará hasta el Portixol (o la W). Zigzagueos, cruce de pedreras, pendiente de vértigo...un anticipo de lo que nos espera tras el colladito.

J.Manuel ascendiendo al Portixol
Bien, ya estamos en la cresta propiamente dicha, que en este punto parece partirse en dos. Hacia el este toda la cresta escalable. Hacia el oeste, la que nos llevará hasta la cima del Bernia. Aparece el viento y toca abrigarse. Una flecha roja nos indica la dirección a seguir. Toca trepar la impresionante pared a nuestra izquierda.

Toca superar esa pared por la grieta en sombras
A partir de ahora comienza lo emocionante. La trepada tiene buenos agarres y algunos tramos están equipados con parabolts por si alguien quiere asegurarse. Siguiendo los puntos rojos superaremos el escollo sin problemas, aunque lo mejor es no mirar para abajo...jejeje.

Superando la pared

MªJosé y Vicente casi arriba

Observando el Portixol (by J.Manuel)
Llegamos arriba y comprobamos que hasta la cima del Bernia, ya  a la vista, queda un buen tramo de cresta y habremos de superar dos antecimas.


Todavía queda cresta hasta la cima
La secuencia sería como la que os cuento:
Continuamos sin perder de vista los puntos rojos. Vamos por la cara sur perdiendo un poco de altura. Llegamos a un resalte rocoso y pasamos a la cara norte para superarlo en un tramo equipado con cadenas.

Paso con cadenas

José Miguel en pleno esfuerzo, todo un crack (by J.Manuel)

Volvemos a subir con la segunda antecima  a la vista. Otro tramo de cresta y llegamos a las fitas que culminan esta antecima.

A dos pasos

A un paso de la cima

Enfrente vemos el vértice geodésico del Bernia. Ya lo tenemos a tiro. Una última trepada por la cara norte, donde aparecen rodales de hielo y nieve y directos a la cima.

Una última trepadita y ...

La alcanzamos poco antes de las 12:30 h. Una verdadera gozada.

(by J.Manuel)

...cima del Bernia
Volvemos la vista para ver lo que hemos dejado atrás y nos sentimos la mar de satisfechos.

Cresta recorrida con el peñón de Ifach al fondo
Puedo decir que es una de las cumbres que más alegría me ha dado el hecho de superarla y además por esta vía. Un brindis con moscatel, fotos de rigor y firma en el libro de visitas. El viento soplaba de lo lindo y tocaba bajar. Realmente una montaña se conquista cuando la bajas, de modo que todavía no estaba conquistada.
El retorno lo hicimos por la vía convencional, es decir, bajada por la interminable pedrera hasta la senda que nos conduciría hasta las ruinas del Fort y  desde allí, vía PR de nuevo, hasta las Casas de Bernia.

Tramo final de la pedrera
El Ponoig y el Puig Campana desde el fuerte del Bernia
Un agradable regreso con preciosas vistas del majestuoso Pas dels Bandolers y los barrancos que rodean la población de Tárbena.

Al fondo Tárbena

PR-CV 7 de vuelta
La senda en este tramo de vuelta estaba la mar de animada, parecía la calle Colón en plenas rebajas. Solamente por recorrer este PR-CV 7 vale la pena despalzarse a estos lares de la Marina.
En resumen, una ruta MONTAÑERA así, con mayúsculas, para la que se requiere una cierta preparación y experiencia. No recomendable para gente con vértigo o no iniciada en la materia. Si no estáis en este grupo, la aventura puede resultar muy gratificante y ...adictiva!!!.
El Bernia se merece más visitas.

Cara sur de la Sierra del Bernia con toda la cresta recorrida.
La jornada se remató con un estupendo couscous en Beniarbeig en compañía de MªJosé y Vicente.
Adéu!!!



6 comentarios :

trotasendas dijo...

Gran cumbre Paco una de las que mas me gustaría subir en la provincia de Alicante junto con el Puig Campana.
Me a gustado y mucho, saludos

Tio Canya dijo...

Tiene muy buena pinta. A ver cuando bajamos para Alicante y nos damos una vuelta por allí

Saludos

Jose dijo...

Hola Paco
Esta ruta es alucinante y tengo unas ganas locas de hacerla de hecho llevamos dos semanas anulándola por motivos climatológicos, esta semana pasada decían que si llovería por la noche "con el supuesto peligro con la cresta mojada" y la semana anterior había nevado, pero si no pasa nada esta semana no se escapa...Que ganitas tengo!!!

Un saludo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Angel Salom dijo...

Puro disfrute, vaya rutón!!
Saludetes!

paco domingo dijo...

Os animo a hacerla.
No os defraudará.
Gracias y un saludo a los cuatro.

Anónimo dijo...

Despues de haber hecho la ruta clásica cuatro veces y haberla disfrutado, esta vez el ascenso a Bernia ha supuesto un hito y una ruptura con lo anterior, el esfuerzo realizado, las vistas excepcionales y como no la compañía la han hecho absolutamente diferntes. Vívela, vale la pena.
M. José y Vte.